vacunacion-embarazadas-3

Embarazadas.
Vacunación COVID-19

¿Por qué es prioritario que se vacunen todas las embarazadas?

El embarazo es un factor de riesgo de por si para padecer COVID-19 grave, como ocurre con otras infecciones como la gripe, etc. La bajada de las defensas y la menor capacidad pulmonar, entre otros factores, influyen decisivamente en esto.

Durante el embarazo es más frecuente que ocurran complicaciones que en personas no embarazadas de su misma edad, que pueden afectar tanto a la embarazada como al feto. Ocurre tanto en embarazadas con y sin otros factores de riesgo.

Estas complicaciones pueden ser graves, y a veces fatales: neumonía, necesidad de ingresar en el hospital o en UCI, intubación y ventilación mecánica, preeclampsia, trombosis, cesárea urgente, parto prematuro, fallecimiento de la embarazada y/o pérdida del bebé…

¿Por qué actualmente es aún más prioritaria esta vacunación?

Actualmente, esta vacunación se ha convertido en más prioritaria aún, ya que, dada la alta incidencia en personas jóvenes y la alta contagiosidad de la variante delta, se están produciendo muchos más casos de COVID en embarazadas, y paralelamente, más casos graves, incluido algunos con desenlace fatal.

Por todo ello, la vacunación frente a la COVID en la embarazada es altamente recomendable, con vacunas de ARN mensajero (Moderna o Pfizer), que han demostrado ser seguras y eficaces tanto para la embarazada como para el feto.

¿Me debo vacunar aunque no tenga ningún factor de riesgo?

Si, ya que el embarazo de por si ya es un factor de riesgo para COVID grave.

No es necesario tener diabetes gestacional, obesidad, cardiopatía, problemas renales, asma, hipertensión arterial, inmunosupresión, entre otros, para decidirse por la vacunación.

¿Qué se recomienda en otros países?

Actualmente, otros países de referencia en vacunación, como Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido, y otros países de la Unión Europea, recomiendan la vacunación durante el embarazo, en cualquier trimestre de la gestación, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud.

¿Beneficios para el lactante?

Los hay, y muy importantes.

Durante el embarazo (y durante la lactancia materna si la hay) van a ir pasando anticuerpos frente al COVID generados por la vacunación, de tal forma que durante los primeros meses de vida (probablemente hasta los 6 meses, o más si se prolonga la lactancia materna) le ayudará a protegerse frente al COVID. Hay que recordar que la infección por COVID produce 6 veces más riesgo de hospitalización en lactantes que en el resto de edad infantil, por lo que le vienen muy bien esos anticuerpos para combatir mejor contra el virus.