Embarazadas.
Vacunación COVID-19

¿Qué vacuna me ponen, cuándo, qué pauta?

En embarazadas, se está administrando las vacunas de ARN mensajero, tanto de Pfizer como de Moderna, las dos por igual. Con estas vacunas hay ya mucha experiencia en embarazadas, y han demostrado ser seguras y eficaces, tanto para la embarazada como para el feto.

No se están empleando vacunas como AstraZeneca o Janssen, por precaución, porque la experiencia con estas vacunas es aún muy limitada en embarazadas.

¿En qué momento del embarazo es mejor vacunarse?

La mayoría de organismos oficiales recomiendan la vacunación en cualquier momento del embarazo, en cualquier trimestre, sea cual sea la semana de la gestación. No se debe esperar a estar de más semanas de gestación, ya que el riesgo de COVID y sus complicaciones existe siempre.

Los beneficios superan siempre a los posibles riesgos. Es cierto que el riesgo es mayor a partir del segundo trimestre, pero si es posible conviene llegar a este momento con las defensas contra la COVID-19 bien preparadas, y por tanto al menos unas semanas después de haber finalizado la pauta completa.

¿Y si la primera dosis fue antes del embarazo?

En este caso se puede administrar la segunda dosis cuando le toque (a las 3 semanas si ha sido Pfizer, a las 4 semanas si fue Moderna).

¿Cómo pedir cita?

Actualmente, en Andalucía, cualquier embarazada de cualquier edad puede vacunarse pidiendo cita por los canales habituales (web de ClicSalud+, la App de Salud Responde, llamando a Salud Responde (955 54 50 60)o al centro de salud). En los centros debe facilitarse la citación lo antes posible, dándole cierta prioridad.

¿Y si ha pasado COVID-19 antes de la vacunación?

Se debe recodar que, si han pasado más de 6 meses desde que fue diagnosticada de COVID, se puede y se debe vacunar, independientemente de la semana de gestación en la que se encuentre.

Hay que recordar que el embarazo es una situación en la que se produce una bajada de las defensas, y la inmunidad frente a COVID puede ser más baja que la de una persona de la misma edad no embarazada. Por ello, no se debe confiar la protección solo a la inmunidad dada por la infección natural, y se debe aplicar un refuerzo con una dosis de vacuna, una vez que hayan pasado 6 meses desde el diagnóstico de COVID.

En estos casos se debe vacunar con ARN mensajero (Pfizer o Moderna), una sola dosis. En este caso, al haber pasado COVID antes de la primera dosis, no será necesaria la segunda dosis.

¿Y si ha pasado COVID-19 después de la vacunación?

En este caso, se debe esperar 6 meses desde que se diagnosticó de COVID-19 para recibir la segunda dosis, al igual que las no embarazadas.