¿Cómo es posible que se hayan creado vacunas seguras tan rápido?

Por lo general, la elaboración de una vacuna lleva varios años.

 

Sin embargo, en este caso se han dado una serie de acontecimientos para que los procesos sean lo más rápido posible sin perder seguridad en lo que se ha hecho:

  • los científicos ya habían comenzado a investigar vacunas contra el coronavirus durante brotes anteriores causados por coronavirus relacionados, como el síndrome respiratorio agudo severo (Severe Acute Respiratory Syndrome, SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (Middle East Respiratory Syndrome, MERS). Esa investigación anterior proporcionó una ventaja para el desarrollo rápido de las vacunas a fin de brindar protección contra la infección por el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19.
  • para los ensayos clínicos, el reclutamiento de voluntarios se ha hecho muy rápido gracias a la colaboración desinteresada de miles de personas que se han ofrecido rápidamente a colaborar.
  • los fabricantes de vacunas se pusieron a producir cantidades enormes de vacunas incluso antes de conocerse los resultados de los ensayos, por si estos eran buenos, tener tiempo ganado. El compromiso ineludible era que si los resultados no eran buenos, todas esas dosis se eliminarían, no se usarían.
  • los trámites burocráticos se han acelerado al máximo en esta situación de emergencia mundial.