¿Qué debo hacer si tengo una reacción extraña después de la vacunación?

Si aparece una reacción adversa después de la vacunación, según la importancia de la reacción, se debe buscar atención sanitaria en el centro de salud o en el hospital de referencia.

 

Además, se recomienda que se notifiquen todos los efectos no habituales o de cierta gravedad, con el fin de conocer y evaluar la seguridad de estas vacunas.

 

La notificación la puede realizar tanto el ciudadano como el profesional sanitario, incluso los dos a la vez, en este enlace llamado notificaram.es: Notificación de Reacciones adversas a Medicamentos.

 

No hay límite de tiempo para la notificación, se puede hacer incluso semanas o meses después, aunque lo más recomendable es notificarlo lo antes posible, para aunar todas las informaciones de forma más rápida.

 

El Sistema Español de Farmacovigilancia registra y analiza las reacciones adversas notificadas en este registro para establecer si tienen o no relación con la vacunación. Las notificaciones de reacciones adversas también se recopilan a nivel europeo (en la Agencia Europea de Medicamentos) y mundial (en la Organización Mundial de la Salud) y esta información recopilada se evalúa constantemente para vigilar la seguridad de las vacunas, por ello es tan importante notificar las sospechas de reacciones adversas.