¿Qué debo saber sobre la vacuna de AstraZeneca®?

La vacuna de AstraZeneca® fue la tercera vacuna frente a COVID-19 en llegar a la Unión Europea y con ello a España, una vez autorizada por la Comisión Europea el 6 de enero de 2021. En número de dosis, es la segunda administrada en España actualmente.

 

Hasta el día 7 de abril, se ha estado empleando para la vacunación de personas de ciertas profesiones sanitarias, como farmacéuticos comunitarios, y esenciales para la sociedad, de la educación (infantil, primaria y secundaria) y de la seguridad (policías, bomberos, etc).

Actualmente, se está empleando para la vacunación de personas de 60 a 65 años (nacidas entre 1956 y 1961, ambos inclusive), sin patologías de muy alto riesgo incluidas en el Grupo 7.

Esta vacuna se puede emplear en personas con otras patologías de base diferentes a las incluidas en el Grupo 7, como enfermedades cardiacas o pulmonares crónicas, diabetes, enfermedades autoinmunes con toma de inmunosupresores.

 

Es una vacuna en la que se ha seleccionado un virus diferente al coronavirus, inofensivo para los humanos, como es el adenovirus del chimpancé, al que se le ha introducido la información genética precisa para que codifique la proteína S del SARS-CoV-2. Este virus es incapaz de infectar o causar problemas en el cuerpo humano. Pero va a servir de entrenamiento eficaz para el sistema inmunitario, que va a crear defensas potentes contra la proteína S del SARS-CoV-2, la proteína fundamental de este virus. De esta forma, cuando llegue una infección natural por el SARS-CoV-2, nuestro organismo ya estará enseñado a pelear con el virus, y protegerá de forma potente de que pueda hacernos enfermar.

 

Debe transportarse y almacenarse protegida de la luz en frigorífico a una temperatura entre 2ºC y 8ºC.

 

La pauta actual se basa en 2 dosis, separadas por al menos 12 semanas.

 

Puede consultarse el prospecto de la vacuna de AstraZeneca® en el Centro de Información de Medicamentos (CIMA) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. La eficacia de esta vacuna en los ensayos clínicos ha sido de aproximadamente del 80% para prevenir COVID-19 cuando las dos dosis se administran con un intervalo de 12 semanas (3 meses aproximadamente). La eficacia para prevenir COVID-19 grave es del 100% con los datos más recientes de los ensayos clínicos, y del 95% en vida real como se ha observado en Reino Unido.

 

Hasta que una proporción importante de la población esté vacunada es muy importante que todas las personas, tanto las vacunadas como las no vacunadas, sigan manteniendo las medidas de prevención.