Si me han diagnosticado COVID-19 pero sin síntomas, ¿me puedo vacunar ya?

En personas que han pasado COVID-19, aunque haya sido con pocos síntomas o incluso sin ningun tipo de sintoma, se debe posponer la vacunación como mínimo 6 meses, por varios motivos.

Primero, porque estas personas que han pasado COVID, aunque sea sin sintomas, se ha comprobado que están protegidas. Solo necesitaran una dosis, pasados 6 meses, para reforzar la inmunidad a más largo plazo.

Y en segundo lugar, se ha observado que las personas, sobre todo las más jóvenes, que se vacunan muy cerca de haber pasado COVID-19, presentan más efectos adversos, como fiebre, malestar general, dolores musculares, dolor en el sitio de la inyección. En cambio, si la vacuna se administra después de 6 meses, estas reacciones son mucho menores.

 

Hay excepciones para esta norma. Las personas más vulnerables para el COVID-19, como son los mayores de 65 años, los que viven en residencias o son grandes dependientes, o los que tienen alguna patología del Grupo 7 (por ejemplo, trasplantados, tratamiento con quimioterapia, fibrosis quística, etc).