En personas en tratamiento con anticoagulante oral, ¿se puede administrar la vacuna del COVID-19 si está bien contralado?

Sí, la vía de administración intramuscular de las vacunas frente a COVID-19, que representan una inyección de un pequeño volumen, no supone una contraindicación en pacientes anticoagulados ni con trastornos de la coagulación. Pero se deben tener en cuenta que:

 

  • Los pacientes que siguen tratamiento con anticoagulantes orales de acción directa (ACOD) como dabigatrán, rivaroxabán, apixabán o edoxabán, o heparinas de bajo peso molecular (HBPM): dado que el pico máximo de concentración de estos oscila entre 1 y 4 horas tras la toma, en todos ellos se aconseja administrar la vacuna lo más tarde (separado) posible desde la dosis previa, no siendo preciso suspender el tratamiento previamente a la administración de la vacuna.
  • Los pacientes anticoagulados con fármacos antagonistas de la vitamina K (acenocumarol o warfarina): deberían tener un INR dentro del rango terapéutico en un control reciente, no debiendo suspender el tratamiento previo a la administración de la vacuna.

 

Fuente de la información: