Calendario de Vacunaciones | 2021-2022

ANDALUCÍA - Todas las edades

Tétanos, Difteria y Tosferina

Administración sistemática

Administración en personas susceptible o no vacunadas con anterioridad

DTPa

Vacuna frente a tétanos, difteria y tosferina acelular de alta carga o infantil.

Tdpa

Vacuna frente a tétanos, difteria y tosferina acelular de baja carga antigénica.

Tdpa1

Vacunación tosferina prenatal: una dosis de Tdpa en cada embarazo a partir de la 27 semana de gestación, pero preferentemente en la semana 27 o 28.

Tdpa (DTPa)2

Vacunación sistemática Tdpa/DTPa a los 6 años: a partir de enero de 2023, los menores que cumplan 6 años (son menores nacidos a partir del 1 de enero de 2017), recibirán la vacuna DTPa-VPI (ver nota 4). Hasta entonces, a los 6 años se administrará la vacuna Tdpa

Td

Vacuna frente a tétanos y difteria tipo adulto

Td3

Vacunación Td en personas adultas: verificar el estado de vacunación previo antes de iniciar o completar una pauta de primovacunación con Td en personas adultas. El contacto con los servicios sanitarios, incluyendo los de prevención de riesgos laborales, se utilizará para revisar el estado de vacunación y, en caso necesario, se vacunará con Td hasta completar 5 dosis. Se administrará una dosis de Td en torno a los 65 años a las personas que recibieron 5 dosis durante la infancia y la adolescencia.

Recomendaciones de vacunación

 

 

 

 

Poliomelitis

Descripción de la enfermedad

La poliomielitis, o más conocida como la polio, se trata de una enfermedad infecciosa producida por el virus de la poliomielitis, en la que se produce una parálisis de alguna parte del cuerpo, con diferentes grados de afectación. Se puede producir desde una parálisis leve de las piernas a una parálisis general, incluida la musculatura respiratoria y cardiaca, con alta probabilidad de quedar como secuelas permanentes para toda la vida. Solo la padecen los seres humanos, y la transmisión es por vía fecal-oral de persona a persona.

Es una infección en vías de erradicación gracias a la vacunación sistemática infantil. Europa, al igual que toda América y Australia, es una región libre de polio. El último caso de polio en España se produjo en el año. La vacuna que se utiliza desde hace más de 10 años en España es la vacuna intramuscular, actualmente contenida en la vacuna hexavalente. Previamente, se empleó la vacuna oral, que aún sigue utilizándose en países con bajos recursos.

En los últimos 3 años, solo se han registrado casos de poliomielitis por el virus salvaje (no por el virus de la vacuna oral) en dos países: Afganistán y Pakistán. En Nigeria, uno de los países que más ha tardado en controlar los casos por falta de vacunación, se ha conseguido que no se produzcan más casos desde 2016. En otros países, sobre todo de Asia, todavía se siguen produciendo algunos casos por el virus de la vacuna oral.

En Europa se ha advertido recientemente de un alto riesgo de reaparición de la polio en un país como Bosnia Herzegovina, Rumanía y Ucrania. En España, el riesgo de reintroducción de la enfermedad es bajo, dadas las altas coberturas vacunales existentes.

Recomendaciones de vacunación

A los 2, 4 y 11 meses

Vacuna Hexavalente (Tétanos, Difteria, Tosferina, Poliomielitis, Haemophilus influenzae b y Hepatitis B)

Es una vacuna combinada que confiere protección frente a 6 infecciones en una sola vacuna: tétanos, difteria, tosferina, poliomielitis, Haemophilus influenzae tipo b y hepatitis B. Se administra por vía intramuscular.

Se recomienda la administración de esta vacuna hexavalente en esquema de 2 dosis para la primovacunación a los 2 y 4 meses, y una dosis de refuerzo a los 11 meses de edad.

Esta vacuna se aplica a la vez que la vacuna del neumococo (Prevenar 13) a los 2, 4 y 11 meses. A los 4 meses, además, se aplica a la vez que la vacuna del meningococo C (Neisvac C).

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Coadministración con otras vacunas diferentes a las del calendario oficial estándar. Se puede administrar el mismo día, si está indicado, con otras vacunas como gripe, meningococo B, meningococo ACWY, rotavirus. Si no se aplican el mismo día, no es necesario guardar ningún tipo de intervalo.
  • Empleo de la vacuna hexavalente en otras edades. Está permitido su empleo en menores de 7 años, si es necesario para pautas correctoras.

A los 6 años

A partir de enero de 2023, se administrará la vacuna combinada DTPa/VPI, con el objetivo de que todos los menores de esta edad hayan recibido al menos 4 dosis de vacuna frente a la poliomielitis para garantizar una protección adecuada a largo plazo

Hepatitis B

Descripción de la enfermedad

El virus de la hepatitis B puede producir una inflamación del hígado, que puede tener un curso agudo o crónico, y que en éste último caso puede llevar a la cirrosis y el cáncer de hígado. Existen varias vías para el contagio, pero sobre todo son por relaciones sexuales, por compartir jeringuillas, y por transmisión de madre a hijo.

El riesgo de hepatitis crónica es mayor si la infección se produce en edad infantil. Hasta el 95% de los niños contagiados al nacer desarrollan hepatitis crónica.

Se estima que en el mundo, el 3,6% de las personas están infectadas por la hepatitis B, pero en África subsahariana y Asia oriental es mayor, ya que hasta el 5-10% de los adultos están infectados de forma crónica.

En España, solo el 0,8% son portadores, y la tendencia es a la baja, con descenso de aparición de nuevos casos, debido fundamentalmente a las altas coberturas de vacunación (superior al 95%) en la población menor de 30 años. En cuanto a embarazadas, menos del 2% son portadoras de AgHbs en España.

La prevención de la enfermedad se basa fundamentalmente en la vacunación, así como otras medidas, entre las que se incluyen las prácticas de sexo seguro, no compartir jeringuillas, control en el manejo de la sangre y otros fluidos corporales, control exhaustivo de los hemoderivados, y cribado adecuado de las gestantes portadoras del antígeno Hbs.

La vacunación sistemática infantil comenzó en España entre 1992 y 1996. Hasta 2016, la pauta consistía en que la primera dosis se administrara en el recién nacido, pero desde 2017 se realiza una pauta a los 2, 4 y 11 meses. Solo se vacuna en el periodo neonatal en situaciones que se especifican más adelante.

Recomendaciones de vacunación

Recién nacidos hijos de madre con AgHbs+

En recién nacidos de madre con hepatitis B (AgHBs+) se administrará la primera dosis en las primeras 24 horas de vida (preferentemente primeras 12 horas), junto con la administración de inmunoglobulina anti-HB. En caso de madre con AgHBs desconocido, si no podemos disponer de los resultados en las primeras 24 horas de vida, el neonato también recibirá una dosis de vacuna de hepatitis B.

En todos ellos siempre se continuará con el esquema estándar de vacuna hexavalente: 2, 4 y 11 meses. En estos menores, por tanto, se realiza una pauta final con 4 dosis de hepatitis B: a los 0, 2, 4 y 11 meses de edad.

A los 2, 4 y 11 meses

Vacuna Hexavalente (Tétanos, Difteria, Tosferina, Poliomielitis, Haemophilus influenzae b y Hepatitis B)

Es una vacuna combinada que confiere protección frente a 6 infecciones en una sola vacuna: tétanos, difteria, tosferina, poliomielitis, Haemophilus influenzae tipo b y hepatitis B. Se administra por vía intramuscular.

Se recomienda la administración de esta vacuna hexavalente en esquema de 2 dosis para la primovacunación a los 2 y 4 meses, y una dosis de refuerzo a los 11 meses de edad.

Esta vacuna se aplica a la vez que la vacuna del neumococo (Prevenar 13) a los 2, 4 y 11 meses. A los 4 meses, además, se aplica a la vez que la vacuna del meningococo C (Neisvac C).

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Recién nacido de madre con hepatitis B (AgHbs positivo). En caso de madre con antígeno de superficie de hepatitis B (AgHbs) positivo, se debe administrar al recién nacido en las primeras 24 horas de vida, preferentemente en las primeras 12 horas, una dosis de vacuna de hepatitis B y una dosis de inmunoglobulina específica anti-hepatitis B, en lugares anatómicos diferentes. Posteriormente, se continuará con el esquema estándar de vacuna hexavalente: 2, 4 y 11 meses. Se realizará un control serológico 1-2 meses tras la última dosis de vacuna hexavalente.
  • Recién nacido de madre con AgHbs desconocido. En los casos en los que no dispongamos de los resultados del cribado en el momento del parto, se solicitará. Si no podemos disponer de los resultados en las primeras 24 horas de vida, el neonato recibirá una dosis de vacuna monocomponente frente a hepatitis B, en las primeras 12 horas de vida. Dependiendo de los resultados, si es positivo, recibirá también una dosis de inmunoglobulina específica preferiblemente en las primeras 72 horas de vida y no más tarde de la primera semana de vida, siempre antes del alta hospitalaria y en un lugar anatómico diferente a la vacunación. Posteriormente, se continuará con el esquema estándar de vacunación hexavalente: 2, 4 y 11 meses. Se realizará un control serológico 1-2 meses tras la última dosis de vacuna hexavalente.
  • Coadministración con otras vacunas diferentes a las del calendario oficial estándar. Se puede administrar el mismo día, si está indicado, con otras vacunas como gripe, meningococo B, meningococo ACWY, rotavirus. Si no se aplican el mismo día, no es necesario guardar ningún tipo de intervalo.
  • Empleo de la vacuna hexavalente en otras edades. Está permitido su empleo en menores de 7 años, si es necesario para pautas correctoras.

Desde los 12 meses hasta los 18 años

Vacunación de Rescate de Hepatitis B

En personas no vacunadas con anterioridad, hasta los 18 años de edad, se administrarán 3 dosis, con pauta 0, 1 y 6 meses.

Haemophilus influenzae b

Descripción de la enfermedad

Es una bacteria que puede producir enfermedades leves-moderadas (otitis media, sinusitis, neumonía, artritis) y graves (meningitis, sepsis, epiglotitis), sobre todo en menores de 5 años de edad, donde era la segunda causa de estas enfermedades antes de la llegada de la vacuna. Las meningitis y sepsis que puede producir presentan una alta letalidad y posibilidad de secuelas en los supervivientes (neurológicas, renales, amputaciones, etc), incluso a pesar de que se inicie un tratamiento correcto. La epiglotitis es una inflamación grave de la epiglotis, que produce ahogamiento progresivo, con alta mortalidad sin tratamiento.

Solo afecta a humanos, y la transmisión es de persona a persona por vía respiratoria.

En la actualidad, prácticamente no se producen casos en nuestro medio, gracias a la vacunación sistemática infantil. En España, esta vacuna se introdujo en el calendario vacunal en 1998, y las coberturas son superiores al 95%.

Actualmente, esta vacuna está incluida en la hexavalente, que se aplica a los 2, 4 y 11 meses.

Recomendaciones de vacunación

A los 2, 4 y 11 meses

Vacuna Hexavalente (Tétanos, Difteria, Tosferina, Poliomielitis, Haemophilus influenzae b y Hepatitis B)

Es una vacuna combinada que confiere protección frente a 6 infecciones en una sola vacuna: tétanos, difteria, tosferina, poliomielitis, Haemophilus influenzae tipo b y hepatitis B. Se administra por vía intramuscular.

Se recomienda la administración de esta vacuna hexavalente en esquema de 2 dosis para la primovacunación a los 2 y 4 meses, y una dosis de refuerzo a los 11 meses de edad.

Esta vacuna se aplica a la vez que la vacuna del neumococo (Prevenar 13) a los 2, 4 y 11 meses. A los 4 meses, además, se aplica a la vez que la vacuna del meningococo C (Neisvac C).

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Coadministración con otras vacunas diferentes a las del calendario oficial estándar. Se puede administrar el mismo día, si está indicado, con otras vacunas como gripe, meningococo B, meningococo ACWY, rotavirus. Si no se aplican el mismo día, no es necesario guardar ningún tipo de intervalo.
  • Empleo de la vacuna hexavalente en otras edades. Está permitido su empleo en menores de 7 años, si es necesario para pautas correctoras.

Neumococo conjugada

Descripción de la enfermedad

El Streptococcus pneumoniae, conocido de forma más sencilla como neumococo, es una bacteria que causa dos formas de enfermedad: invasora (meningitis, bacteriemia, sepsis/shock séptico, neumonía bacteriémica y otras) y no invasora, como la neumonía, la otitis media y la sinusitis. Clásicamente, ha sido la causa bacteriana más frecuente de otitis media aguda, sinusitis, neumonía adquirida en la comunidad, y la segunda causa de meningitis, aunque desde la introducción de la vacunación infantil, está disminuyendo el número de casos y su posición en algunas clasificaciones.

Se encuentra habitualmente en la faringe de un porcentaje importante de la población, sobre todo en niños pequeños. Se transmite por vía respiratoria. Afecta solo a humanos, sobre todo a menores de 5 años y a partir de los 65, así como a personas con patologías crónicas e inmunodeprimidos.

En nuestro medio, la mortalidad en niños se asocia casi exclusivamente a la meningitis, pero en adultos son las neumonías. Se calcula que, en Andalucía, en un solo año, pueden llegar a morir 2.000 personas al año por neumonía o llevar a ingresar en un hospital a más de 20.000, y en un número importante de esos casos, el neumococo es la causa infecciosa principal.

La prevención fundamental se basa en la vacunación. Existen varias vacunas antineumocócicas. Las vacunas más modernas, potentes y efectivas son las conjugadas, y de ellas, la 13-valente (VNC13) es la que presta una mayor cobertura de los serotipos que circulan en España. Estas vacunas conjugadas tienen una protección más duradera y producen inmunidad de grupo, es decir, ayuda a proteger también a la población no vacunada frente a esta bacteria.

En cuanto a las más antiguas, las polisacarídicas no conjugadas, existe actualmente una de 23 serotipos (VNP23), y se reservan solo para personas con ciertos factores de riesgo, fundamentalmente los inmunodeprimidos.

La VNC13 está incluida en el calendario sistemático infantil de Andalucía desde 2016, con una pauta de 3 dosis: 2, 4 y 11 meses. Además, desde mayo de 2019, la VNC13 también se aplica en calendario a todas las personas de 65 años (nacidas a partir de 1 enero 1954) y a todas aquellas con factores de riesgo para padecer un enfermedad invasora por esta bacteria (ver más abajo).

Recomendaciones de vacunación

A los 2, 4 y 11 meses

Vacuna Conjugada del Neumococo 13-Valente a Los 2, 4 Y 11 meses

Se recomienda la administración frente al neumococo con la vacuna conjugada trecevalente (VNC13) (Prevenar 13) a todos los lactantes, con la pauta de primovacunación a los 2 y 4 meses de edad y una dosis de refuerzo a los 11 meses de edad (esquema 2+1). Se administra por vía intramuscular.

Para las personas con factores de riesgo para padecer complicaciones por el neumococo, se seguirá la instrucción vigente para ellos.

Esta vacuna se aplica de forma simultánea con la vacuna hexavalente a los 2, 4 y 11 meses. A los 4 meses, también se aplica a la vez que la vacuna del meningococo C (Neisvac C).

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Personas menores de 59 meses (nacidos a partir del 1 de enero de 2016) sin factores de riesgo para ENI, con vacunación no iniciada o incompleta para la edad. En estos casos, se pueden recuperar las dosis pendientes con pautas correctoras tal y como se expone en la tabla 2.
  • Lactantes con factores de riesgo de enfermedad invasora por neumococo. Recibirán una dosis adicional a la pauta general a los 6 meses de edad (pauta 3+1: 2, 4, 6, 11 meses), según la instrucción de vacunación antineumocócica vigente.
  • Pauta en lactantes con antecedente de prematuridad ( <37 semanas de edad gestacional). Independientemente de la edad gestacional, recibirán una pauta 2+1 como el resto de niños a término (basado en Recomendaciones de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones, Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Vacunación en prematuros, noviembre 2019), por lo que se actualiza la recomendación previa (pauta 3+1) de la instrucción de vacunación antineumocócica vigente.
  • Personas a partir de 24 meses con factores de riesgo para enfermedad neumocócica invasora (ENI). Se seguirán las indicaciones de vacunación antineumocócica contenidas en la instrucción vigente.
  • Coadministración con otras vacunas diferentes a las del calendario oficial estándar. Se puede administrar el mismo día, si está indicado, con otras vacunas como gripe, meningococo B, meningococo ACWY, rotavirus. Si no se aplican el mismo día, no es necesario guardar ningún tipo de intervalo.

A los 65 años

En Andalucía, desde mayo de 2019, se recomienda la administración de la vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13) de forma sistemática a todas aquellas personas nacidas a partir del 1 de enero de 1954 que hayan cumplido 65 años, según la instrucción vigente.

Se administra por vía intramuscular. Si a su vez también estuviera indicada la vacuna frente a la gripe o la vacuna Td, se podrían administrar conjuntamente con la vacuna frente al neumococo, siempre en sitios anatómicos diferentes.

Para las personas con factores de riesgo de padecer complicaciones por el neumococo, se seguirá la instrucción vigente para ellos. En ella se establecen los grupos de población para los que se recomienda la administración la vacuna antineumocócica conjugada 13-valente (VNC13), así como aquellos que precisan además la vacuna antineumocócica polisacarídica no conjugada 23-valente (VNP23). Ver apartado de aclaraciones y situaciones especiales más abajo.

Se recuerda también que aquellas personas que no tengan factores de riesgo de padecer enfermedad neumocócica invasora, no deben recibir la vacuna polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23), aunque tengan 65 años o más, según la instrucción vigente.

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Personas de 65 años que han recibido previamente la vacuna Prevenar 13. No es necesaria la administración de una nueva dosis de Prevenar 13.
  • Personas nacidas a partir del 1 de enero de 1954, que han cumplido 66 años y no recibieron la vacuna Prevenar 13. Se puede administrar una dosis de Prevenar 13.
  • Intervalo recomendado en personas que han recibido previamente la vacuna polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23). Pueden recibir la vacuna conjugada Prevenar 13®, pero se recomienda un intervalo óptimo entre ambas vacunas de al menos 12 meses.
  • Personas que reciben la vacuna del neumococo conjugada 13-valente, en las que esté recomendado administrar polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23). Intervalo recomendado.. Pueden recibir la vacuna Pneumovax 23 con un intervalo óptimo entre ambas vacunas de al menos 12 meses.

Meningococo C - ACWY

Descripción de la enfermedad

Meningococo serogrupos ACWY

La enfermedad meningocócica invasora es una patología de extrema gravedad, con una mortalidad del 10% y hasta un 30% de secuelas (neurológicas, renales, amputaciones, etc) entre los supervivientes, aunque en niños pequeños ese porcentaje es incluso mayor cuanta menor es la edad a la que ocurre la enfermedad. Está producida por una bacteria, llamada Neisseria meningitidis. De forma más sencilla, se le conoce como meningococo. Hay varios tipos (serogrupos), como son: A, B, C, W, X e Y. Esa bacteria, que solo la padecen los seres humanos, se encuentra habitualmente en la faringe (garganta) de un porcentaje de la población, que en adolescentes y adultos jóvenes suele llegar hasta el 20-25%. La bacteria pasa de unas personas a otras por las gotitas que despedimos desde la boca, y así se puede transmitir a través de besos, compartir utensilios, tabaco, etc. Es más frecuente el paso de la bacteria en ambientes cerrados, como colegios, residencias de estudiantes, bares, etc. La enfermedad puede manifestarse de dos formas fundamentalmente: meningitis o sepsis. Ambas son muy graves, incluso más aún la sepsis, ya que suele llevar a un shock séptico y muerte en pocas horas. Son letales sin tratamiento. La sepsis se caracteriza inicialmente por la aparición de manchitas en la piel, llamadas petequias, que no desaparecen al estirar la piel, y que aumentan en poco tiempo, convirtiéndose en manchas más grandes y violáceas llamadas equimosis. Existen vacunas para prevenir esta enfermedad. Desde el año 2000, en Andalucía, al igual que el resto de España, se vacuna frente al meningococo C. La pauta hasta ahora era la administración a los 4 y 12 meses y 12 años. Desde enero 2020, en Andalucía se ha cambiado la dosis de los 12 meses y la de los 12 años por una vacuna más completa, que cubre los meningococos de los serogrupos A, C, W e Y, ampliándose la protección frente a esta temible enfermedad. Este cambio es debido al aumento de casos ocurrido desde 2015 descrito en muchos países europeos, incluido España, por meningococo de los serogrupos W e Y. Debido a que en la adolescencia se suele ver siempre un ligero aumento de casos, y que en esta edad las posibilidades de portar la bacteria en la faringe son mas altas, se ha decidido hacer una “campaña de rescate” en Andalucía, y durante 3 años (del 2020 al 2022) se vacunarán de forma progresiva a todos los nacidos entre 2002 y 2007.

Recomendaciones de vacunación

Ambas son vacunas inactivadas, para administración por vía intramuscular. Como novedad para este año, desde el 1 enero 2020, se recomienda una pauta de 3 dosis de la siguiente forma:

A los 4 meses

Se recomienda la administración de una dosis de vacuna frente al meningococo C (Neisvac C). Esta vacuna se aplica en esta edad de forma simultánea con la vacuna hexavalente y la del neumococo.

A los 12 meses

(Personas que cumplan 12 meses a partir del 1 de enero de 2020): una dosis de vacuna frente al meningococo ACWY (Nimenrix). Esta vacuna se aplica en esta edad de forma simultánea con la vacuna triple vírica.

A los 12 años

(Personas que cumplan 12 años a partir del 1 de enero de 2020): una dosis de vacuna frente al meningococo ACWY (Nimenrix). En el caso de las mujeres, esta dosis se aplica de forma simultánea con la vacuna del papilomavirus humano.

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Adolescentes con indicación de vacuna MenACWY que ya han recibido previamente la vacuna MenACWY (Nimenrix o Menveo). Si la ha recibido antes de los 10 años, se debe administrar de nuevo una dosis de Nimenrix.
  • Intercambio de vacuna del meningococo C. Intercambiar en el calendario de vacunación la vacuna frente al meningococo C a los 4 meses por la vacuna frente al meningococo ACWY es una modificación no financiada del mismo.
  • Personas a partir de 6 semanas de vida con factores de riesgo de enfermedad meningocócica por serogrupos ACWY. Se recomienda la administración de una pauta especial con la vacuna frente al meningococo ACWY, siguiendo la instrucción específica que se encuentra en el área de Vacunación en Grupos de Riesgo.
  • Personas de más de 8 semanas de vida con riesgo de enfermedad meningocócica por serogrupo B. Se recomienda la administración de una pauta con vacuna frente al meningococo B, siguiendo la instrucción específica que se encuentra en el área de Vacunación en Grupos de Riesgo.
  • Coadministración con otras vacunas diferentes a las del calendario oficial estándar. Se pueden administrar el mismo día, si está indicado, con otras vacunas como gripe, meningococo B, neumococo, rotavirus. Si no se aplican el mismo día, no es necesario guardar ningún tipo de intervalo.
  • Vacunación de MenACWY en grupos de edad sin financiación. Aquellas dosis que se administren en edades en las que no está establecida la financiación se deben registrar al igual que las financiadas.

Entre 13 y 18 años (Vacunación de Rescate)

El 1 de enero de 2020 se inicia una campaña de vacunación de 3 años de duración, con la población con edad entre 13 y 18 años (inclusive) con la vacuna del meningococo ACWY (Nimenrix). Así, cada año, durante 3 años consecutivos, se vacunará a las personas conforme vayan cumpliendo 15 años o 18 años de edad. La fecha prevista de fin de la campaña será el 31 de diciembre 2022. La finalidad de esta campaña es:

Proteger a esta población en un tramo de edad de especial vulnerabilidad a esta infección. Disminuir el número de portadores faríngeos y optimizar en lo posible la protección comunitaria.

En Andalucía, la estrategia se estructurará de la siguiente forma:

Se realizarán las medidas de captación activa necesarias para alcanzar la mayor cobertura posible. Se recomienda la vacunación escolar como medida de vacunación masiva más efectiva en estas edades.

  • Desde el 1 de enero de 2020 al 31 de diciembre de 2020: se captará y vacunará a las cohortes de nacidos/as en 2005 (cumplirán 15 años durante 2020) y 2002 (cumplirán 18 años durante 2020).
  • Desde el 1 de enero de 2021 al 31 de diciembre de 2021: se captará y vacunará a las cohortes de nacidos/as en 2006 (cumplirán 15 años durante 2021) y 2003 (cumplirán 18 años durante 2021).
  • Desde el 1 de enero de 2022 al 31 de diciembre de 2022: se captará y vacunará a las cohortes de nacidos/as en 2007 (cumplirán 15 años durante 2022) y 2004 (cumplirán 18 años durante 2022).

Triple Vírica

Es una vacuna que previene al mismo tiempo sarampión, rubeola y parotiditis (paperas). Se administra a los 12 meses y 3 años (ver más información sobre las recomendaciones más abajo)

Descripción de la enfermedad

Sarampión

El sarampión es una enfermedad infecciosa producida por un virus, altamente contagiosa por vía respiratoria, que produce complicaciones con más frecuencia que otras infecciones infantiles habituales. Produce habitualmente un cuadro de fiebre, erupción cutánea, catarro intenso con conjuntivitis que dura una semana aproximadamente. Los síntomas suelen ser aún más intensos en adultos. Las complicaciones pueden ser leves (otitis, laringitis, bronquitis) o más graves como la neumonía o la encefalitis. No tiene tratamiento específico. La mortalidad en países desarrollados es de 1 a 3 casos por cada 3000 afectados.

En países en vías de desarrollo sigue siendo una causa importante de mortalidad infantil, aunque sigue descendiendo gracias a las campañas de vacunación. En Europa, la instauración de la vacuna triple vírica en los calendarios infantiles desde los años 70-80 logró disminuir enormemente el número de casos, consiguiéndose casi eliminar en algunas áreas, pero en algunos países está resurgiendo por el descenso de niños vacunados. En Europa, sobre todo en países como Rumanía, Italia, Grecia, Alemania, los casos se han disparado, volviendo a producir casos complicados y fallecimientos, claramente asociado a un descenso de la cobertura vacunal infantil a cifras del 60-80%, lo que ha llevado a obligar a vacunar en algunos de esos países. En España, antes de la introducción de la vacuna se producían unos 150.000 casos al año, y actualmente suelen ser menos de 300. En Andalucía, actualmente se producen menos de 10 casos al año, la mayoría en adultos jóvenes no vacunados o con solo una dosis, y en relación con viajes al exterior o casos importados.

Rubeola

La rubeola es una enfermedad infecciosa producida por un virus, de fácil contagio por vía respiratoria, que afecta preferentemente a niños y adultos jóvenes no vacunados. El curso por lo general es benigno, con fiebre y erupción cutánea de unos días de evolución con resolución espontánea. No tiene tratamiento específico. Si la infección ocurre durante el embarazo, puede afectar al feto, produciendo un síndrome malformativo, conocido como rubeola congénita o síndrome de Gregg, que suele dejar secuelas permanentes a nivel ocular, auditiva, cardiaco, dental y retraso mental, entre otras.

Desde la introducción de la vacunación en los años 70-80 de forma masiva en España, y con las coberturas actuales en la infancia (>97% para las dos dosis en Andalucía), prácticamente no se detectan casos en nuestro medio. En 2019 no se notificó ningún caso de rubeola congénita.

Parotiditis

La parotiditis, más conocida como “paperas”, es una enfermedad infecciosa producida por un virus, fácilmente contagioso por vía respiratoria, que se manifiesta por la inflamación de las glándulas salivares, fundamentalmente las parótidas, que normalmente se afectan de forma bilateral (un tercio de los casos, solo se afecta una de ellas). Otras manifestaciones menos frecuentes son: la orquitis (20-50% de casos, normalmente unilateral; rara antes de los 10 años, puede llevar a atrofia testicular y esterilidad cuando es bilateral), meningoencefalitis, pancreatitis, etc. No tiene tratamiento específico.

Gracias a la vacunación, descendieron enormemente el número de casos en entre los 5 y 14 años, que era la edad habitual de la infección. En los últimos años, se está observando un aumento leve de casos en adolescentes y adultos jóvenes, sobre todo como brotes a nivel escolar y universitario, que se atribuyen en gran parte a un descenso de los anticuerpos protectores con el paso de los años.

Recomendaciones de vacunación

Se recomienda la vacunación frente a sarampión, rubéola y parotiditis por vía subcutánea. Desde el 1 enero 2020, se recomienda una pauta de 2 dosis de la siguiente forma:

Existen dos preparados comercializados en España: Priorix y M-M-R-VAXPRO. Se administrará el preparado disponible para su administración en el SSPA.

A los 12 meses

A los 12 meses se aplica de forma simultánea con la vacuna del meningococo ACWY.

A los 3 años

A los 3 años se aplica de forma simultánea con la vacuna de la varicela.

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Administración concomitante con otras vacunas.. La triple vírica es una vacuna viva atenuada. Puede administrarse a la vez que otras vacunas inactivadas o vivas.
  • Intervalo recomendable entre la vacuna triple vírica y otras vacunas..Entre la triple vírica y otras vacunas inactivadas: no es necesario esperar ningún tipo de intervalo. Entre la triple vírica y otras vacunas vivas atenuadas de tipo parenteral (ej: varicela): se debe dejar un intervalo de al menos 4 semanas.
  • Intervalo recomendable entre hemoderivados y la vacuna triple vírica.. Dependiendo del tipo de hemoderivado, se debe esperar un intervalo mínimo:Inmunoglobulina inespecífica en dosis altas (2 gramos/kg): 11 meses. Concentrado de hematíes: 5-6 meses. Plasma, plaquetas: 7 meses.
  • Antecedente de vacunación con triple vírica o vacuna del sarampión antes de los 12 meses de edad.. Aquellas personas que hayan recibido, por el motivo que fuera (ej: calendario del país de origen, vacunación posexposición) una dosis de triple vírica antes de cumplir los 12 meses de edad, se considerará no válida, debiéndose administrar de nuevo.
  • Exposición a un caso de sarampión:. En personas a partir de 6 meses de edad susceptibles (no vacunadas o vacunadas con una sola dosis), se recomienda una dosis de triple vírica en los primeros 3 días tras el contacto. En caso de contraindicación de la vacuna (ej: menores de 6 meses, embarazadas, inmunodeprimidos): se recomienda inmunoglobulina inespecífica.

Entre 6 y 50 años (Vacunación de Rescate)

A partir de los 3 años de edad, se considerará una persona correctamente vacunada si ha recibido al menos 2 dosis con un intervalo mínimo entre dosis de 4 semanas.

Se aprovechará el contacto con los servicios sanitarios, incluyendo los de prevención de riesgos laborales, para revisar el estado de vacunación.

Se recomienda vacunar frente a sarampión con vacuna triple vírica a las personas nacidas a partir de 1970 que cumplan estas dos condiciones a la vez:

En caso necesario, se administrarán 2 dosis de Triple Vírica con un intervalo mínimo de 4 semanas entre dosis. En caso de haber recibido una dosis con anterioridad se administrará una dosis de Triple Vírica.

De forma genérica, no se recomienda la realización serología para sarampión para la decisión de la indicación de la vacunación.

Esta vacunación está contraindicada en embarazadas y en personas inmunodeprimidas. Las mujeres deberán evitar el embarazo en las 4 semanas siguientes a la administración de cualquier dosis de vacuna triple vírica.

  • No haber pasado la enfermedad o no tengan certeza de haberla pasado
  • Y que no estén vacunadas, o no tengan certeza de estarlo, con dos dosis de triple vírica

Varicela

Descripción de la enfermedad

La varicela es una enfermedad infecciosa muy contagiosa producida por el virus de la varicela zóster, más frecuente en edad infantil y habitualmente de curso clínico benigno. En el 90% de los casos, se produce antes de los 12 años de edad.

Solo la padecen los humanos, y la transmisión es de persona a persona, por vía respiratoria o por contacto.

Las manifestaciones clínicas habituales consisten en: fiebre, erupción cutánea en forma de pequeñas vesículas, en número variable y que comienzan en la cabeza, incluyendo el cuero cabelludo, y tronco, extendiéndose después a extremidades. Hasta en un 15% de los niños con varicela pueden desarrollar complicaciones, en ocasiones graves, sobre todo por sobreinfecciones bacterianas a nivel pulmonar, osteoarticular y tejidos blandos, así como complicaciones neurológicas como encefalitis aguda. Las complicaciones son también mas frecuentes en las personas con inmunodepresión.

Su padecimiento en la edad adulta suele producir mayor sintomatología clínica y complicaciones. Si se padece durante el embarazo, puede producir un síndrome malformativo congénito; si se padece en los días cercanos al parto, puede producir varicela grave en el recién nacido.

El padecimiento de la varicela habitualmente conlleva el acantonamiento permanente del virus en los ganglios de la médula espinal, es decir, que se quede en esos ganglios nerviosos durante toda la vida. A partir de entonces, el virus se puede reactivar y producir una erupción característica llamada herpes zóster, también conocida como “culebrina o culebrilla”, en cualquier momento de la vida, aunque es más frecuente a partir de los 50 años. En la mayoría de los casos, la causa de la reactivación no se conoce, aunque la depresión inmunitaria la favorece o la precipita. En niños y adolescentes no suele ocasiones problemas y se cura sin medicación. Pero en mayores puede producir complicaciones, siendo la más frecuente la neuralgia, dolor de tipo neuropático, que permanece durante un tiempo prolongado después de la desaparición de la erupción. Es especialmente molesto cuando se produce en la zona de la cara.

La varicela es fácilmente prevenible mediante vacunación. Ésta se introdujo en el calendario vacunal sistemático infantil de Andalucía en 2017, con dos dosis (15 meses y 3 años). A los 12 años se realiza una vacunación de rescate para aquellos que no están vacunados (o solo con una dosis) y no han pasado la enfermedad. Existe la opción de vacunarse hasta los 50 años para personas con la misma situación (ver más abajo).

Recomendaciones de vacunación

Existen dos preparados comercializados en España: Varilrix y Varivax. Se administrará el preparado disponible para su administración en el SSPA.

Se recomienda la vacunación frente a la varicela por vía subcutánea. Esta recomendación está vigente en Andalucía desde enero 2016 (para nacidos desde octubre de 2014). se recomienda una pauta de 2 dosis de la siguiente forma:

A los 15 meses

A los 15 meses de edad se administra la primera dosis de la vacuna de la varicela por vía subcutánea.

A los 3 años

A los 3 años se aplica de forma simultánea con la vacuna triple vírica.

Aclaraciones y situaciones especiales

Recomendaciones de calendario acelerado en caso de pautas incompletas si no se ha pasado la varicela y se presentan los siguientes criterios:

  • Desde los 12 años de edad:
    • Si no han recibido ninguna dosis: se recomiendan 2 dosis, separadas por al menos 4 semanas (preferiblemente 8 semanas).
    • Si han recibido una dosis: se recomienda una dosis, siempre que hayan pasado al menos 4 semanas (preferiblemente 8 semanas) de la primera dosis.
  • Personas nacidas a partir del 1 octubre de 2014:
    • Con al menos 16 meses de edad, que no hayan recibido ninguna dosis: pueden administrársela en cualquier momento, y se esperará a recibir la segunda dosis a partir de cumplir los 3 años de edad, debiendo haber pasado al menos 4 semanas (preferiblemente 8 semanas) entre las dos dosis.
    • Con al menos 4 años de edad, que hayan recibido solo una dosis: se recomienda una dosis, siempre que hayan pasado al menos 4 semanas (preferiblemente 8 semanas) de la primera dosis.
  • Antecedente de varicela antes de los 12 meses de vida. Puede ser poco expresiva y de dudoso diagnóstico. En general, se recomienda no tenerla en cuenta (sobre todo si ocurrió en los primeros 6 meses o si ocurrió de forma leve en cualquier momento de los primeros 12 meses), y realizar vacunación con la pauta estándar. Si ocurrió entre los 6 y 12 meses de edad y el diagnóstico es claro, pueden ser considerados inmunes y, por tanto, omitir la vacunación.
  • Coadministración con otras vacunas.La vacuna de la varicela es viva atenuada. Puede administrarse a la vez que vacunas inactivadas y vivas.
  • Intervalo recomendable de administración de la vacuna de la varicela ante otra vacunación reciente o viceversa.
    • Entre la vacuna de la varicela y otras vacunas vivas atenuadas de tipo parenteral (ej: triple vírica), o entre vivas atenuadas y la vacuna de la varicela: dejar un intervalo de al menos 4 semanas.
    • Entre la vacuna de la varicela y vacunas inactivadas, o entre inactivadas y varicela: no es necesario esperar ningún tipo de intervalo.
  • Intervalo recomendable entre hemoderivados y la vacuna de la varicela. Dependiendo del tipo de hemoderivado, se debe esperar un intervalo mínimo:
    • Inmunoglobulina inespecífica en dosis altas (2 gramos/kg): 11 meses.
    • Plasma, plaquetas: 7 meses. Concentrado de hematíes: 5-6 meses.
  • Exposición a un caso de varicela:En personas a partir de 9 meses de edad susceptibles (no vacunadas o vacunadas con una sola dosis), se recomienda la vacunación en los primeros 3 días (con Varilrix) o 5 días (en caso de Varivax) tras el contacto. En caso de contraindicación de la vacuna (ej: menores de 9 meses, embarazadas, inmunodeprimidos): inmunoglobulina inespecífica.

Entre 12 y 50 años (Vacunación de Rescate)

En adolescentes desde los 12 años de edad que no refieran antecedentes de haber pasado la varicela ni se hayan vacunado, se administrarán 2 dosis con un intervalo mínimo de 4 semanas (preferiblemente 8 semanas); si tienen una dosis previa, se administrará una dosis.

Se aprovechará el contacto con los servicios sanitarios, incluyendo los de prevención de riesgos laborales, para revisar el estado de vacunación.

En población adulta de hasta 50 años que no cumplan ninguno de los 3 criterios siguientes:

Se realizará una determinación serológica. Si la persona es susceptible (IgG negativa), se administrarán dos dosis de vacuna frente a varicela con un intervalo de 4-8 semanas entre ambas dosis.

Si hubieran recibido previamente una dosis, se administrará una 2ª dosis, siempre que hayan pasado al menos 4 semanas (preferentemente 8 semanas) de la primera dosis.

Esta vacunación está contraindicada en embarazadas y en personas inmunodeprimidas. Las mujeres deberán evitar el embarazo en las 4 semanas siguientes a la administración de cualquier dosis de vacuna de la varicela.

  • Antecedentes de varicela
  • Historia de herpes zóster
  • Documentación de vacunación con dos dosis

Papilomavirus

Descripción de la enfermedad

El virus del papiloma humano es actualmente la causa más frecuente de infecciones de transmisión sexual. Para algunas personas, esta infección puede producir: infección persistente, verrugas genitales lesiones preneoplásicas y cáncer, sobre todo a nivel genital (cuello del útero, vagina, vulva, ano, pene y escroto), pero ya se sabe que también puede producir patología oncológica en cabeza y cuello. El cáncer que más frecuentemente produce el VPH es el cáncer de cuello de útero, también llamado cáncer de cérvix.

Hay más de 200 tipos de papilomavirus, pero los que producen un mayor número de casos relacionados con el cáncer son los tipos 16 y 18 (producen un 70% de casos de cáncer de cérvix en nuestro medio). Otros tipos menos frecuentes son: 45, 31, 33 y 52. Los tipos 6 y 11 son responsables del 90 % de las verrugas genitales.

El VPH se transmite por vía sexual a través de los contactos con las superficies mucosas y cutáneas de sujetos previamente infectados por VPH. Este es el mecanismo de contagio más frecuente de todos (40-80%), tras una relación sexual sin protección. De todos modos, se ha visto que el uso de preservativos no garantiza que no se transmita el virus durante el acto sexual. La conducta sexual es un factor que determina el riesgo de infección. Así, la edad precoz de las relaciones sexuales y un mayor número de compañeros sexuales se asocia a mas posibilidades de infección por uno o varios tipos del VPH.

Existen otros mecanismos de transmisión, como es el caso de la papilomatosis laríngea recurrente, en la que el recién nacido se contagia al pasar por el canal durante el parto en caso de que la madre esté infectada por el VPH.

Tanto el hombre como la mujer pueden ser portadores asintomáticos y transmitir la infección por el VPH. En España, el 80 % de las mujeres se habrán infectado por lo menos con un tipo de VPH a lo largo de toda su vida.

El cáncer de cuello de útero supone el 5% de todos los cánceres. En Andalucía ocurren unos 400 casos de cáncer de cuello uterino por año, con unas 150 muertes, lo que viene a significar un mínimo promedio de 3 muertes por semana. Se está observando un aumento del cáncer de cabeza y cuello relacionado con el VPH.

La vacuna del VPH se encuentra en el calendario de vacunaciones de Andalucía desde el año 2007, solo para mujeres adolescentes, inicialmente a los 14 años, pero desde 2015 a los 12 años. Existe una medida clásica y recomendable adicional, que es la citología de Papanicolau, cuyo principal objetivo es el diagnóstico precoz de lesiones preneoplásicas del cuello de útero y así poder actuar y evitar la progresión a cáncer; pero como inconvenientes, tiene que se necesita su realización de forma periódica y no sirve para el diagnóstico a otros niveles como ano o cabeza y cuello, para los que no hay técnicas de cribado actualmente.

La vacuna del VPH se recomienda en mujeres a los 12 años, con 2 dosis, y aquellas no vacunadas o parcialmente vacunadas de 13 a 18 años pueden vacunarse en su punto de vacunación correspondiente (ver más abajo). El beneficio máximo se obtiene cuando la vacuna se aplica antes de las primeras relaciones sexuales, pero el haber tenido relaciones no contraindica ni desaconseja la vacunación, porque probablemente se puedan prevenir tipos incluidos en la vacuna que aun no hayan infectado a la persona a vacunar. Después de la llegada de la vacuna de la hepatitis B en los 90, fue la segunda vacuna en aparecer que es capaz de prevenir cáncer.

Recomendaciones de vacunación

Existen tres preparados comercializados de vacuna VPH en España: Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix. Se administrará el preparado disponible en el SSPA.

Para las personas con factores de riesgo para infección y/o complicaciones por el VPH, siguiendo la instrucción específica que se encuentra en el área de Vacunación en Grupos de Riesgo.

A los 12 años

Se recomienda la vacunación frente al virus de papiloma humano (VPH) de las mujeres de 12 años de edad, con una pauta de dos dosis, con pauta 0, 6 meses, por vía intramuscular. Se recomienda que entre ambas dosis exista un intervalo mínimo de 6 meses. Esta vacuna, por tanto, se aplicará en ellas de forma simultánea con la vacuna del meningococo ACWY y, además, en aquellas susceptibles a varicela, una dosis de vacuna de la varicela.

La vacunación a la edad de 12 años tiene como objetivos alcanzar la máxima inmunogenicidad, el mayor beneficio potencial al administrarse habitualmente antes de las primeras relaciones sexuales y la mayor cobertura vacunal posible.

Estas vacunas pueden administrarse a la vez que otras vacunas, como inactivadas (ej: meningococo ACWY) o vivas atenuadas (ej: varicela), sin que deba plantearse ningún problema. Pueden administrarse las tres vacunas a la vez si es necesario.

Entre 13 y 18 años (vacunación de rescate)

Se recomienda la vacunación frente al virus del papiloma humano en mujeres de 13 a 18 años en las que, por los motivos que fuere, tengan esquemas parciales o no iniciados frente a VPH. Se les debe facilitar el inicio de la pauta o completarla.

Se completará la pauta en función de la edad a la que se administró la primera dosis (se recuerda el axioma en vacunas de “dosis puesta, dosis que cuenta”).

De forma genérica, las recomendaciones para iniciar o completar la pauta de vacunación VPH en mujeres de 13 a 18 años son:

  • Si pauta no iniciada (ninguna dosis previa):
    • Si tiene 13 años: seguir misma pauta de vacunación de los 12 años.
    • Si tiene 14 años: pauta vacunal de 2 o 3 dosis.
    • Si tiene de 15 a 18 años: pauta de 3 dosis.
  • Si pauta incompleta (completarla en función de la edad de la 1ª dosis):
    • Si 1ª dosis administrada a los 12 o 13 años: precisará una 2ª dosis.
    • Si 1ª dosis administrada de 14 a 18 años (inclusive): 1 o 2 dosis, dependiendo del preparado de vacuna VPH previo y el disponible.