La vacunación COVID-19 disminuye las posibilidades de contagiar el virus dentro de la familia

Está más que demostrado que la vacunación COVID-19 disminuye en gran medida las posibilidades de padecer la enfermedad, ingresar en el hospital o fallecer. Sin embargo, no hay una clara evidencia de la capacidad de las vacunas para disminuir las posibilidades de contagiarse de las personas vacunadas, y las posibilidades de que éstas, una vez contagiadas, puedan contagiar a otras personas vacunadas o no. Es decir, no está del todo aclarada la capacidad de estas vacunas como escudo de protección para evitar o disminuir la circulación del virus entre vacunados y no vacunados.

Afortunadamente, la experiencia que se va acumulando en todo el mundo comienza a dar luz en este punto conflictivo, y comienza a haber cierta evidencia científica para apoyar aún mas si cabe la vacunacion universal.

En un reciente estudio realizado en Suecia y publicado en la prestigiosa revista JAMA recientemente (11 octubre) (enlace al artículo: https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/article-abstract/2785141) se expone como el seguimiento durante casi un mes (26 días de media) de 1.789.728 personas pertenecientes a 814.806 núcleos familiares (de 2 a 5 convivientes por familia) llevó a la siguiente conclusión principal: las personas no vacunadas tienen una reducción del riesgo de contagiarse del 45% al 97% dependiendo de si tienen menos o más familiares convivientes vacunados. Es decir, cuantos más familiares convivientes había vacunados, se apreció una menor posibilidad de que la persona no vacunada se infectara.

Además, se observó que las posibilidades de padecer COVID-19 grave eran también menores cuantos más convivientes familiares hubiese vacunados.

Los datos de este tipo de estudios reflejan la importancia de la vacunación COVID-19 también para controlar la transmisión del virus, sobre todo en ambientes cerrados como, por ejemplo, a nivel intrafamiliar. Este concepto, a la espera de poder ser confirmado con otros estudios específicos, probablemente podría ser trasladable a otros entornos cerrados, como escolares o laborales.

 

 

 

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp
Share on email
Email