Preguntas frecuentes

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que infecta a la mayoría de las personas en algún momento de la vida, habitualmente por transmisión sexual.

De hecho, actualmente es la infección de transmisión sexual más frecuente tanto a nivel mundial como en nuestro entorno, por encima de otras como la sífilis, gonorrea, VIH, clamidia...

La característica negativa más importante que define a este virus es que es de los pocos que puede producir cáncer. La buena noticia es que se puede prevenir.

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que puede infectar tanto las mucosas (VPH mucosales) como la piel (VPH cutáneos).

Se han identificado más de 200 tipos diferentes de VPH, y de ellos, entorno a 40 tipos pueden infectar la mucosa genital y anal de ambos sexos. Los VPH mucosales se subdividen en:

  • Virus del papiloma humano de alto riesgo u oncogénicos (VPH-AR): capaces de desarrollar cáncer. Antes de llegar al cáncer, producen unas lesiones llamadas preneoplásicas o premalignas. Dentro de este grupo los tipos 16 y 18 son los más importantes dado que son los responsables de aproximadamente el 70% de los cánceres de cuello de útero. Otros menos frecuentes son: 31, 33, 45, 52, 58, que causan aproximadamente un 20%.
  • Virus del papiloma humano de bajo riesgo (VPH-BR): que no producen cáncer, pero causan unas lesiones benignas llamadas verrugas genitales o condilomas. Los tipos 6 y 11 causan el 90% de las verrugas genitales.

El virus del papiloma humano (VPH) se transmite principalmente a través de uno o varios contactos sexuales.

La mayoría de las personas se infectan poco después del inicio de la actividad sexual si no se han vacunado. Pero no es necesario que haya sexo con penetración para que se produzca la transmisión. El contacto genital de piel con piel, incluido el sexo oral, es un modo de contagio claramente demostrado, y los preservativos no son capaces de evitar del todo la transmisión.

El virus suele transmitirse de forma “silenciosa”. En la mayoría de los casos, las personas que transmiten el VPH no tienen ningún síntoma ni lesión en sus mucosas genital u oral.

El virus del papiloma humano (VPH) no suele causar síntomas a pesar de estar en la mucosa genital u oral o la piel, y lo más frecuente es que la infección desaparezca por sí sola. Afortunadamente, las infecciones por VPH se resuelven generalmente sin ningún tipo de intervención en pocos meses, y casi el 90% se resuelven en un plazo de dos años.

El inicio temprano de relaciones, el número de relaciones y de personas con las que se tiene relación aumentan las probabilidades de infección por distintos tipos de VPH.

En algunas personas puede producir verrugas genitales poco después de infectarse, y en ocasiones, la infección puede dar lugar a problemas mucho más serios: lesiones precancerosas y finalmente también cáncer.

En un pequeño porcentaje de personas (10-15%), la infección por el virus del papiloma humano (VPH), no se va, persiste durante mucho tiempo en la mucosa genital o de la garganta, porque sus defensas no consiguen eliminarla. Esta persistencia del virus en el tiempo es el factor de riesgo principal para el desarrollo de lesiones.

Existen diversos factores que contribuyen a que la infección sea persistente, es decir, se mantenga en el tiempo. Los más importantes son:

  • el tipo de VPH
  • el consumo de tabaco
  • defensas bajas sistema inmune (inmunodepresión)

En algunas personas, el virus del papiloma humano (VPH) puede producir verrugas genitales poco después de infectarse, que son muy molestas e incómodas, con picor y dolor. Suelen llegar a afectar a las relaciones íntimas. Pueden curar solas o necesitar algún tipo de tratamiento local. Siempre en estos casos, se debe estudiar la posibilidad de otras infecciones de transmisión sexual.

En las mujeres, si la infección por ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH), sobre todo VPH-16 y VPH-18 persiste en la zona genital, puede producir lesiones precancerosas, premalignas que, si no se detectan y se tratan, pueden evolucionar hasta el cáncer de cuello de útero.

La gravedad y el pronóstico de la mujer con cáncer de cuello útero va a depender de lo avanzado que esté. Hay tres formas:

  • Localizado: no hay signos de que el cáncer se haya propagado fuera del cuello uterino o del útero.
  • Regional: el cáncer se ha propagado fuera del cuello uterino y del útero a ganglios linfáticos cercanos.
  • Distante (con metástasis): el cáncer se ha propagado a órganos cercanos (como la vejiga o el recto) o a partes distantes del cuerpo, como a los pulmones o a los huesos.

En general, 2 de cada 3 mujeres con cáncer de cuello de útero consiguen sobrevivir a los 5 años, siendo peor el pronóstico cuando hay afectación regional, o sobre todo cuando hay metástasis.

El virus del papiloma humano (VPH) puede producir cáncer en otros sitios diferentes al cuello de útero:

-       En hombres y mujeres: puede producir cáncer de ano, boca, faringe, laringe.  

-       En mujeres: cáncer en otras zonas del área genital femenina, como la vagina y la vulva.

-       En hombres: cáncer de pene y de escroto.

El cribado es una prueba que consiste en tomar muestras del cuello de útero, para detectar posibles lesiones precancerosas antes de que se desarrolle cáncer.

La prueba clásica que se hace con esas muestras es la citología. Se realiza periódicamente en mujeres a partir de los 25 años de edad. Un resultado anormal en las pruebas de cribado hace que se deba realizar un estudio más detallado para evaluar lesiones del cuello del útero, como la colposcopia y la biopsia del cuello de útero.

Si el cribado es negativo (resultado normal), el riesgo de tener lesiones peligrosas es prácticamente nulo, por lo que puede seguir su cribado rutinario.

La mejor manera de prevenir la infección por el VPH es con la vacunación.

Esta vacuna es muy efectiva para prevenir la infección por el VPH y sus consecuencias, como las verrugas genitales y las lesiones precancerosas y cancerosas.

En resumen, la vacuna del papilomavirus previene cáncer.

En Andalucía, en el Servicio Andaluz de Salud, desde abril de 2021 se está empleando la vacuna Gardasil 9 (enlace a ficha técnica), que aporta protección contra los 9 tipos de papilomavirus más frecuentes en España, abarcando el 90% de los que circulan.

Los preservativos son útiles para reducir la probabilidad de infección, aunque no la eliminan por completo, ya que el virus puede encontrarse en zonas del área genital y anal que no están protegidas por el condón.

De todos modos, se recomienda el uso de preservativos, ya que puede prevenir otras infecciones de transmisión sexual (VIH, sífilis, gonorrea, clamidias) y evitar embarazos no deseados.

La vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) se recomienda a todas las chicas a los 12 años, porque lo ideal es vacunarse antes de las primeras relaciones sexuales, para que la vacunación tenga el máximo de efectividad.

Además, todas las chicas entre 13 y 18 años de edad que no se hayan vacunado o les falte alguna dosis de vacuna, puede vacunarse de forma gratuita.

Cuando la vacuna Gardasil 9 se administra entre los 12 y los 14 años, la pauta es de 2 dosis, separadas por al menos 6 meses.

Si la vacunacion se inicia a partir de los 15 años, la pauta es de 3 dosis.

Se recomienda acabar la pauta para estar mejor protegida contra el virus.

En esta aplicación de Andavac, introduciendo tus antecedentes, puedes saber cuando y como puedes acabar tu pauta de vacunación contra el papiloma.

n caso de encontrarte en alguna de estas situaciones, se recomienda la vacunación frente al VPH, de forma gratuita, en tu centro de salud:  

-       Mujeres y varones de 9 a 26 años con infección VIH.

-       Mujeres y varones a partir de 9 años con síndrome de WHIM.

-       Mujeres y varones de hasta 26 años que ejercen la prostitución.

-       Mujeres de cualquier edad con lesiones precancerosas que hayan precisado una intervención quirúrgica de estas lesiones.

-       Mujeres de hasta 26 años con trasplante de órgano sólido (ejemplos: pulmón, corazón, riñón, hígado, ...) o trasplante de progenitores hematopoyéticos (médula ósea).   

-       Varones de hasta 26 años que tienen sexo con hombres.

Con las primeras relaciones sexuales, las personas no vacunadas pueden infectarse o no. Y en el caso de infectarse, pueden hacerlo por uno o varios tipos de papiloma, pero muy probablemente no de todos (los 9) incluidos en la vacuna 9-valente (Gardasil 9). Por ello, se recomienda la vacunación a pesar de haber iniciado las primeras relaciones, ya que la vacuna siempre va a aportar una protección frente al virus que no se adquiriría si no se vacuna.

Además, en mujeres que ya han sufrido una lesión preneoplásica, que se trata con la conización cervical (procedimiento quirúrgico en el que se extirpa una parte del cuello de útero con lesión preneoplásica), independientemente de la edad que tenga, se recomienda la vacunación, ya que se ha observado que el riesgo de recaída (que vuelva la lesión precancerosa) es menor en las mujeres que se vacunan tras la conización. La vacunación es gratuita en estos casos, en el centro de salud.

Las vacunas, como cualquier medicamento, pueden tener efectos secundarios. Muchas personas que reciben la vacuna contra el papiloma no tienen ningún efecto secundario.

En algunas personas aparecen efectos secundarios, que suelen ser leves, siendo los más comunes:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el brazo donde se aplicó la inyección, normalmente dura 1-2 días
  • Dolor de cabeza o cansancio
  • Fiebre: muy poco frecuente
  • Náuseas
  • Dolor en músculos o articulaciones
  • Mareos o desmayos justo tras la inyección. Para evitarlo, es mejor que los adolescentes estén sentados o acostados durante la vacunación y durante unos minutos después de recibir la inyección.

¿Qué hacer si tengo alguna dosis de vacuna de papiloma, pero aun no he acabado la pauta?

Se recomienda acabar la pauta para estar mejor protegida contra el virus. En esta aplicación de Andavac, introduciendo tus antecedentes, puedes saber cuando y como puedes acabar tu pauta de vacunación contra el papiloma.
Mostrar

¿Cuántas dosis hay que recibir de la vacuna del papiloma Gardasil 9?

Cuando la vacuna Gardasil 9 se administra entre los 12 y los 14 años, la pauta es de 2 dosis, separadas por al menos 6 meses. Si la vacunacion se inicia a partir de los 15 años, la pauta es de 3 dosis.
Mostrar

¿A qué edad se vacunan contra el papiloma las chicas de forma gratuita en Andalucía?

La vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) se recomienda a todas las chicas a los 12 años, porque lo ideal es vacunarse antes de las primeras relaciones sexuales, para que la vacunación tenga el máximo de efectividad. Además, todas las chicas entre 13 y 18 años de edad que no se hayan vacunado o les falte alguna dosis de vacuna, puede vacunarse de forma gratuita.
Mostrar

¿Cómo se puede prevenir la infección por el papiloma mediante la vacunación?

La mejor manera de prevenir la infección por el VPH es con la vacunación. Esta vacuna es muy efectiva para prevenir la infección por el VPH y sus consecuencias, como las verrugas genitales y las lesiones precancerosas y cancerosas. En resumen, la vacuna del papilomavirus previene cáncer.
Mostrar

¿El papiloma puede producir cáncer de cuello de útero?

En las mujeres, si la infección por ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH), sobre todo VPH-16 y VPH-18 persiste en la zona genital, puede producir lesiones precancerosas, premalignas que, si no se detectan y se tratan, pueden evolucionar hasta el cáncer de cuello de útero.
Mostrar

¿Qué son las verrugas genitales producidas por el papiloma?

En algunas personas, el virus del papiloma humano (VPH) puede producir verrugas genitales poco después de infectarse, que son muy molestas e incómodas, con picor y dolor. Suelen llegar a afectar a las relaciones íntimas. Pueden curar solas o necesitar algún tipo de tratamiento local. Siempre en estos casos, se debe estudiar la posibilidad de otras infecciones de transmisión sexual.
Mostrar

¿Cuáles son los síntomas habituales de la infección por el papiloma?

El virus del papiloma humano (VPH) no suele causar síntomas a pesar de estar en la mucosa genital u oral o la piel, y lo más frecuente es que la infección desaparezca por sí sola. Afortunadamente, las infecciones por VPH se resuelven generalmente sin ningún tipo de intervención en pocos meses, y casi el 90% se resuelven en un plazo de dos años. El inicio temprano de relaciones, el número de relaciones y de personas con las que se tiene relación aumentan las probabilidades de infección por distintos tipos de VPH. En algunas personas puede producir verrugas genitales poco después de infectarse, y en ocasiones, la infección puede dar lugar a problemas mucho más serios: lesiones precancerosas y finalmente también cáncer.
Mostrar

¿Qué es el virus del papiloma?

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que infecta a la mayoría de las personas en algún momento de la vida, habitualmente por transmisión sexual. De hecho, actualmente es la infección de transmisión sexual más frecuente tanto a nivel mundial como en nuestro entorno, por encima de otras como la sífilis, gonorrea, VIH, clamidia… La característica negativa más importante que define a este virus es que es de los pocos que puede producir cáncer. La buena noticia es que se puede prevenir.
Mostrar

¿Cómo se transmite el virus del papiloma?

El virus del papiloma humano (VPH) se transmite principalmente a través de uno o varios contactos sexuales. La mayoría de las personas se infectan poco después del inicio de la actividad sexual si no se han vacunado. Pero no es necesario que haya sexo con penetración para que se produzca la transmisión. El contacto genital de piel con piel, incluido el sexo oral, es un modo de contagio claramente demostrado, y los preservativos no son capaces de evitar del todo la transmisión. El virus suele transmitirse de forma “silenciosa”. En la mayoría de los casos, las personas que transmiten el VPH no tienen ningún síntoma ni lesión en sus mucosas genital u oral.
Mostrar

Infografías

Cobertura vacunal VPH en chicas de 12 a 18 años en Andalucía
Cobertura vacunal VPH en chicas de 12 a 18 años en Andalucía. SEPTIEMBRE 2022 (actualización mensual).
Evolución cobertura vacunal VPH en chicas de 12 a 18 años en Andalucía
Evolución cobertura vacunal VPH en chicas de 12 a 18 años en Andalucía. SEPTIEMBRE 2022 (actualización mensual).

Vacunación frente al VPH en Andalucía

Vacunación frente al VPH en grupos de riesgo
Vacunación frente al VPH en grupos de riesgo.
Vacunación VPH en mujeres con conización cervical por lesiones precancerosas
Vacunación VPH en mujeres con conización cervical por lesiones precancerosas