Vacunación viajes internacionales:
poliomielitis

18 julio 2022

 

¿Qué es la poliomielitis?

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa causada por un poliovirus (un tipo de enterovirus) que se multiplica en el intestino, desde donde puede invadir el sistema nervioso y causar parálisis.

Afecta sobre todo a los menores de 5 años, y aunque la poliomielitis no tiene cura, es prevenible mediante vacunación.

Hay tres tipos de poliovirus (WPV1, WPV2 y WPV3) y dos de ellos ya han sido erradicados, solo persiste WPV1, cuya erradicación a nivel mundial está próxima.

¿Qué síntomas y complicaciones produce?

El período de incubación suele ser de 7 a 10 días, aunque puede oscilar entre 4 y 35 días. Hasta el 90% de los infectados son asintomáticos o experimentan síntomas leves y la enfermedad generalmente pasa desapercibida.

En casos con pocos síntomas, al inicio aparecen fiebre, cansancio, dolor de cabeza, vómitos, rigidez en el cuello y dolor en las extremidades; estos síntomas suelen durar de 2 a 10 días y en la mayoría de los casos la recuperación es completa.

Sin embargo, en el 10% restante de los casos (1 de cada 200 infectados aproximadamente), el virus causa parálisis, generalmente de las piernas y de forma permanente. La parálisis puede ocurrir en unas pocas horas tras la infección. De los casos con parálisis, 5-10% mueren cuando los músculos respiratorios fallan.

¿Cómo se transmite?

El virus se transmite de persona a persona, a través de las heces de, habitualmente, niños infectados por el virus, o por agua o alimentos contaminados. especialmente en áreas con sistemas de higiene y saneamiento deficientes.

¿Cómo podemos prevenirla?

La higiene y el saneamiento son elementos básicos en la transmisión de los poliovirus. Sin embargo, nos encontramos en las fases finales de la erradicación y la herramienta más útil es la vacunación. Cuando se administran varias dosis (de 3 a 6), la vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección para toda la vida.

Mientras haya un solo niño infectado, los niños de todos los países, aunque estén vacunados, corren el riesgo de contraer la poliomielitis. Se estima que los programas de erradicación han evitado 16 millones de niños con parálisis y 1,5 millones de muertes.

La mayor parte de los viajeros internacionales han recibido las vacunas frente a la polio durante la infancia. Es necesario comprobar esta vacunación en la historia del viajero y vacunar (primovacunación) si no es así o la pauta recibida es incompleta.

¿En qué países hay riesgo?

Actualmente, el poliovirus salvaje (WP1) es endémico en dos países: Pakistán y Afganistán. Otros países considerados de riesgo son: República Democratica del Congo, Mozambique, Myanmar, Niger, Nigeria, Papua Nueva Guinea, Siria, Somalia y Yemen.

En 2022 ha habido dos casos, uno en Malawi y otro en Mozambique, donde hacía décadas que no circulaban los virus de polio salvajes; estos casos se han producido porque las coberturas vacunales son incompletas y los sistemas de vigilancia débiles.  Los países del Sudeste de África pueden tener transmisión actualmente de WPV1.

Además, en muy raras ocasiones, el virus de la vacuna oral utilizado ampliamente en los programas de erradicación, puede cambiar genéticamente a una forma que puede paralizar y que se conoce como poliovirus circulante derivado de la vacuna (cVDPV). Ver mapa.

¿De qué vacuna de poliomielitis disponemos en España?

Todas las vacunas que se utilizan en nuestro país actualmente son inactivadas (no es posible que ocasionen polio vacunal) y trivalentes, para los tres virus de polio. Los calendarios infantiles contienen vacunas hexavalentes, entre las que se cuenta la vacuna frente a la poliomielitis.

Los viajeros que lo requieran pueden ser vacunados con vacunas que solo contienen los virus de la polio inactivados (Imovax Polio) o con vacunas combinadas para la inmunización de tétanos, difteria, tosferina y los tres virus de la polio (dTap-IPV, como Boostrix Polio o Triaxis Polio, o Tetraxim), según se encuentren indicadas una u otras.

Imovax Polio es una inactivada que se utiliza para la inmunización primaria en tres dosis de 0,5 ml, administradas a partir de los 2 meses de edad, por vía intramuscular.

¿Cómo se debe administrar la vacuna?

Imovax Polio se administra por vía intramuscular y requiere 3 dosis, separadas por un intervalo de al menos un mes.

También se puede administrar por vía subcutánea si la vía intramuscular ocasiona inconvenientes (trombocitopenia o con trastornos hemorrágicos).

¿Cuántas dosis son necesarias?

El programa de inmunización primaria consiste en administrar 3 dosis de 0,5 ml de Imovax Polio.

Debe haber un intervalo de al menos 1 mes entre las dosis. Tras la primovacunación, y según el entorno y los desplazamientos a zonas de riesgo podrían ser necesarias dosis de refuerzo para mantener la inmunidad.

 

¿Son necesarias dosis de recuerdo?

En algunas situaciones, cuando sea necesario una dosis de refuerzo, Imovax Polio se puede utilizar como un refuerzo en pacientes que hayan recibido previamente una o más dosis de una vacuna oral frente a la poliomielitis.

¿Quién debe vacunarse?

La vacuna frente a la poliomielitis puede ser exigida para la entrada en algunos países (Afganistan y Pakistan) y para los peregrinos a Arabia Saudí que proceden de países afectados por poliomielitis salvaje o vacunal.

Los viajeros de países libres de poliomielitis a países donde la poliomielitis es endémica deben haber completado la vacunación contra la poliomielitis de acuerdo con su calendario nacional de vacunación. Además, los viajeros de dichos países deben recibir una dosis de poliovirus oral o inactivada, al menos 4 semanas antes (y dentro de los 12 meses posteriores) de la partida.

Son viajeros de alto riesgo los sanitarios y el personal de ayuda humanitaria que viaja a zonas endémicas, y aquellos que en general conviven estrechamente con la población, sobre todo durante periodos prolongados.

La indicación personalizada debe realizarse en un Centro de Vacunación Internacional.

¿Dónde me puedo vacunar?

Imovax Polio se encuentra disponible en los Centros de Vacunación Internacional y en algunos Centros de Salud de Atención Primaria del territorio nacional.

No se dispensan con receta médica en las farmacias comunitarias, pues tiene la consideración de medicamento extranjero.

Si el viajero requiere la presentación de un documento que certifique la vacunación, dicha certificación en el documento “Certificado Internacional de vacunación” solo puede efectuarse en los Centros de Vacunación Internacional.

Las vacunas combinadas (dTap-IPV, llamadas Boostrix Polio, Triaxis Polio o Tetraxim), sí se encuentran disponibles en las farmacias comunitarias y se dispensan con prescripción médica.

¿Cuándo debo vacunarme?

La primovacunación debe iniciarse al menos con 3 meses de antelación al viaje, y las dosis de refuerzo deben ser administradas con un mes de antelación a la llegada al destino de riesgo.

¿Quién no debe vacunarse?

La vacunación se debe posponer en caso de enfermedad febril aguda.

Son contraindicaciones la hipersensibilidad a los principios activos o a la estreptomicina, a la neomicina o a la polimixina B, que pueden estar presentes en la vacuna como residuos traza de fabricación.

¿Qué reacciones pueden presentarse tras la vacunación?

Reacciones locales (dolor en el lugar de la inyección) y fiebre. La mayoría de las reacciones locales tras administrar Imovax Polio ocurrieron dentro de las 48 horas posteriores a la vacunación y duraron uno o dos días.

 

Enlaces de interés:

 

 

Volver a vacunación viajes internacionales

Comparte

Facebook
Twitter
Whatsapp
Email