icon-faq
Preguntas frecuentes

Profesionales

Vacunación frente a la neumonía

La vacunación frente al neumococo en principio no es necesaria en poblacion infantil mayor de 5 años, ya que el riesgo de enfermedad neumocócica invasora es bajo. A partir de esta edad, y siempre que se trate de niños sanos, no está recogida en los calendarios de vacunación. Si los padres lo desean podrían adquirir la vacuna en una farmacia comunitaria, con prescripción médica.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Si, la indicación de la vacuna antineumocócica en menores es independiente de la alimentación recibida.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Actualmente, no se incluye la vacunación frente al neumococo en niños de más de 5 años, ya que a esta edad la incidencia de enfermedad invasora por neumococo es mucho menos frecuente que en niños menores de 5 años o en adultos mayores.

Su uso a partir de esta edad y sin límites de edad, está admitida por la ficha técnica, por lo que si los padres lo desean podrían adquirir la vacuna en una farmacia comunitaria  con prescripción médica.

En el caso de que el niño tenga factores de riesgo para enfermedad neumocócica, si se recomienda y se financia la vacuna.

 

 

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

Según la evidencia actual, se puede afirmar que la infección por COVID-19 tendrá su curso natural, independientemente de la vacunación del neumococo. Sin embargo, si es posible que las posibilidades de padecer una neumonía por neumococo como complicación de la infección por COVID-19 sean menores.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Esta vacuna no protege del COVID-19.

Se ha observado que las personas con COVID-19 tienen mayor riesgo de padecer neumonía por neumococo. Es por ello que, este año especial de pandemia de COVID-19, se hace hincapié especial en que las personas que tengan indicación de vacunarse de la neumonía lo hagan si no la habían recibido antes.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

La vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13), al contrario que la de la gripe que tiene una época concreta de vacunación (campaña vacunal de la gripe), se puede administrar en cualquier momento del año.

Si pertenece a alguno de los grupos de población para los que está indicada la vacuna contra la neumonía, sólo tiene que pedir cita previa en su centro de vacunación por los canales habituales para que le administren la vacuna.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Debe vacunarse del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13) y de la gripe, a ser posible el mismo día, administrándose una dosis en cada brazo.

Puede administrarse también una dosis de Td.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Este año debe vacunarse de gripe, pero no de neumococo conjugada 13-valente.

Tampoco debe recibir la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23), salvo si esté incluido en alguno de los grupos de riesgo de enfermedad neumocócica.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

La vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13) es una vacuna que, si se administra a partir de los 5 años de vida, solo necesitaría una dosis, es decir, una vez en la vida. Por lo tanto, en los adultos que ya la hayan recibido anteriormente, no debe repetirse esta vacunación.

Algunas personas que han recibido la vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13), puede que tengan que recibir también la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23).

Y al contrario también, algunas personas puede que hayan recibido previamente la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23), y haya pasado más de un año de esto, deben recibir la vacuna del neumococo conjugada 13-valente.

Entre ambas vacunas, en adultos, debe siempre haber un intervalo de al menos un año.

Se recomienda revisar la instrucción vigente del 12 de noviembre de 2021 (DGSPyOF-10/2021) para completar la información.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Las enfermedades que predisponen a padecer una enfermedad neumocócica invasora son las siguientes:

  • Enfermedad cardiovascular crónica, excluida hipertensión arterial.
  • Diabetes mellitus.
  • Enfermedades crónicas susceptibles de recibir tratamiento inmunosupresor, incluidos aquellos con esteroides a dosis inmunosupresoras o con agentes biológicos: Enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades reumatológicas, asma grave, hemoglobinuria paroxística nocturna, síndrome hemolítico urémico, miastenia gravis, etc.
  • Otras enfermedades respiratorias crónicas, incluyendo asma que no precise tratamiento inmunosupresor.
  • Insuficiencia renal crónica en estadios 4 y 5 de la National Kidney Foundation y síndrome nefrótico.
  • Enfermedad neurológica crónica con dificultades en el manejo de secreciones, por riesgo de aspiración pulmonar.
  • Enfermedad hepática crónica.
  • Alcoholismo crónico y cirrosis hepática.
  • Enfermedad celiaca.
  • Fibrosis quística.
  • Infección por VIH.
  • Síndrome de Down.
  • Cualquier neoplasia maligna, hematológica u órgano sólido.
  • Receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH) (ver nota 2 abajo) o de órgano sólido (TOS).
  • Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas: humorales, excluyendo déficit selectivo de IgA, celulares o combinadas, deficiencias del complemento y trastornos de la fagocitosis.
  • Asplenia anatómica o funcional (disfunción esplénica), incluidas la drepanocitosis y otras hemoglobinopatías graves.
  • Tratamiento con eculizumab.
  • Fístula de líquido cefalorraquídeo.
  • Portadores de implantes cocleares o susceptibles de recibirlo.
  • Antecedente personal de haber padecido una enfermedad neumocócica invasora.
  • Tabaquismo (fumador de al menos un cigarrillo diario).
  • Personas mayores institucionalizadas en residencias.
  • Personas que han padecido COVID-19 de forma grave (que han precisado hospitalización).

Si una persona tiene alguna de estas patologías o factores predisponentes, y no está vacunado o no está seguro de estar vacunado del neumococo, debe revisarse el estado de vacunación y proceder como esté indicado.

Si no están vacunados previamente, deben recibir la vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13).

Algunos pacientes puede que precisen también la vacuna polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23).

Se recomienda revisar la instrucción vigente del 12 de noviembre de 2021 (DGSPyOF-10/2021): https://www.andavac.es/documentos/programa-de-vacunacion-frente-al-neumococo-en-andalucia-instruccion-dgspyof-10-2021/

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

A partir de los 60 años, es más frecuente la neumonía y, globalmente, la enfermedad neumocócica invasora, reflejo de que el sistema inmunitario comienza a fallar de forma progresiva a partir de esta edad.

Por eso, es recomendable que las personas conforme vayan cumpliendo 60 años, o tengan entre 60 y 71 años, vayan recibiendo la vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13®), aunque estén sanas.

En personas sanas menores de 60 años, esta enfermedad es menos frecuente, salvo en aquellos con factores predisponentes para padecerla.

En los niños menores de 5 años también es frecuente, y por eso se vacunan en calendario infantil desde los 2 meses de edad.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Actualmente, en Andalucía se está administrando la vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13®) a aquellas personas que no la tienen puesta previamente y cumplen al menos uno de los dos criterios siguientes:

Por la edad de 60 a 71 años: a todas las personas nacidas entre el 1 de enero de 1951 y el 31 de diciembre de 1962 se les administra la vacuna, independientemente de si tienen factores predisponentes o no.

Por tener una enfermedad predisponente: las personas que tengan una patología que le predisponga a tener una enfermedad neumocócica invasora, independientemente de la edad que tengan, deben recibir esta vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13®), si no la tienen puesta previamente. Desde noviembre de 2020, se incluyen entre los factores predisponentes el haber padecido COVID-19 grave (que haya requerido hospitalización) independientemente de la edad de la persona.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

De forma prioritaria, se está empleando la vacuna neumocócica conjugada 13-valente (VNC13) (Prevenar 13), que es la vacuna conjugada con la cobertura más amplia de serotipos de neumococo que circulan en España. Es la que se está empleando en Andalucía en calendario oficial.

Actualmente, se la conoce también como la vacuna de la neumonía, aunque también es capaz de prevenir otras enfermedades también producidas por esta bacteria, como la sepsis o la meningitis.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Existen varias vacunas contra el neumococo (vacunas antineumocócicas).

Las vacunas conjugadas tienen una protección más potente y duradera. Además, son capaces de producir inmunidad de grupo, es decir, ayudan a proteger también a la población no vacunada frente a esta bacteria, ya que los vacunados tienen menos posibilidades de ser portadores faríngeos, por lo que disminuye la contagiosidad en la comunidad. Por todo ello, actualmente, ocupan un lugar prioritario en la vacunación frente al neumococo en los grupos de riesgo. La que se está empleando actualmente en Andalucía es la vacuna neumocócica conjugada 13-Valente (Prevenar 13).

Las vacunas de polisacáridos o polisacarídicas no conjugadas son menos potentes, y su protección es limitada en el tiempo. Además, no disminuyen el estado de portador faríngeo. La que se está empleando en Andalucía actualmente es la polisacarídica no conjugada 23-valente (Pneumovax 23).

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Se dispone de varias vacunas para prevenir neumonía:

  • Neumococo: hay dos clases de vacunas, las conjugadas y las de polisacáridos no conjugados.
  • Gripe: la vacuna de la gripe puede prevenir un número importante de neumonías. Puede prevenir la neumonía producida directamente por la gripe. Al prevenir la gripe, también puede prevenir de forma indirecta las infecciones que suelen complicar a la gripe, como neumococo, Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes, etc. Hay muchos tipos de vacunas de gripe, algunas para cualquier edad y otras para uso exclusivo en personas mayores de 65 años. Se recomienda ampliar información en la página de la campaña de gripe (https://www.andavac.es/campanas/gripe/).
  • Haemophilus influenzae tipo b: es una vacuna incluida en el calendario infantil a partir de los 2 meses de edad, ya que esta bacteria afecta sobre todo a menores de 5 años.
  • COVID-19: se están empleando vacunas de diferente tipo en personas de edad a partir de 5 años.

Hay otros virus y bacterias que producen neumonía: varicela, sarampión, tosferina (para los que hay vacunas), o como el virus respiratorio sincitial, para los que hay vacunas en investigación (ensayos clínicos) y que podrían llegar en próximos meses o años. Para otros virus (bocavirus, rinovirus, metaneumovirus…) y bacterias (estafilococos, estreptococos), no hay vacunas a la vista.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Si, en estos casos se pueden administrar las tres vacunas en la misma visita.

Una en un brazo y dos en el otro, separadas unos centímetros entre una y otra.

Fecha de elaboración de la respuesta: 23 septiembre 2022

A esta persona le deberíamos vacunar de:

  • Vacuna de la gripe, con la vacuna Efluelda
  • 2ª dosis de recuerdo de COVID-19. En personas institucionalizadas en residencias de mayores se puede vacunar si ha pasado COVID-19 hace más de 3 meses.

 

No es necesario vacunar con la vacuna del neumococo conjugada 13v, ya que ya la tiene administrada. Al no tener patologías, tampoco hay que administrar la vacuna neumocócica polisacárida de 23 serotipos.

 

Más información:

Fecha de elaboración de la respuesta: 3 octubre 2022

Si, ya que la dosis de recuerdo (3ª dosis) debe recibirla a partir de  los 11 meses.

Se le debe administrar con un intervalo mínimo de 8 semanas con respecto a la dosis fallida.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Estaría indicada una única dosis de la conjugada 13-valente, y si persiste la inmunodepresión se debería administrar una 2.ª y última dosis de la vacuna neumocócica no  conjugada 23-valente a los 5 años de la 1.ª dosis.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

En las pautas sistemáticas 2+1 de vacunación antineumocócica se recomienda respetar intervalos de 8 semanas entre 1ª y 2ª dosis para conseguir una respuesta inmune óptima, ya que la siguiente dosis no se administrará hasta los 11-12 meses de vida.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

Si, necesitaría una nueva dosis, al menos 2 meses después de la última dosis, para considerarle correctamente vacunado.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

Se debe seguir la misma pauta 2+1  que en un recién nacido a término, independientemente de la edad gestacional que tenga.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

Debe vacunarse del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13) y de la gripe, a ser posible el mismo día, administrándose una dosis en cada brazo.

Puede administrarse también una dosis de Td.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Si, habría que administrarla de nuevo, en ese momento o en cualquier otro, ya que al ser una vacuna inactivada, no es necesario guardar un intervalo mínimo entre ambas.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Se debe conservar en nevera (entre 2ºC y 8ºC), y no se debe congelar.

Es estable a temperaturas de hasta 25ºC durante un máximo de 4 días. Pasado este tiempo, la vacuna debe ser eliminada.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

Se administra por vía intramuscular.

En lactantes, las dosis de la pauta de 2, 4 y 11 meses, se administra en el músculo vasto externo.

En niños más mayores y en adultos, se administra en deltoides.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

La vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13) no tiene contraindicaciones específicas.

Las únicas precauciones o contraindicaciones son las generales para cualquier vacunación, por ejemplo:

  • Alergia a algún componente de la vacuna.
  • Reacción alérgica a alguna dosis previa de esta vacuna.
  • Proceso agudo, incluyendo sobre todo infecciones, sobre todo si hay fiebre. Se debe posponer la vacunación hasta que la persona se encuentre mejor.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

La vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13) es muy segura. Puede dar dolor o hinchazón leve en el lugar de la inyección, que cede espontáneamente en 1 o 2 días. Ocasionalmente, los síntomas locales pueden ser algo más intensos, pero mejoran fácilmente con analgésicos o frío local.

Excepcionalmente puede ocasionar fiebre en las siguientes 24-48 horas. En estos casos, se debe descartar que la persona tenga a la vez otro proceso, normalmente de tipo infeccioso, incluyendo una infección por COVID-19, por lo que se recomienda siempre consultar a su médico.

Otros síntomas como cansancio, dolor de cabeza, manchas en la piel, son raros.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Si, ya que la dosis de recuerdo (3ª dosis) debe recibirla a partir de  los 11 meses.

Se le debe administrar con un intervalo mínimo de 8 semanas con respecto a la dosis fallida.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Si, habría que vacunarla con una dosis de VNC13v.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

Se debe seguir la misma pauta 2+1  que en un recién nacido a término, independientemente de la edad gestacional que tenga.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 mayo 2022

Estas personas no deben ir a vacunarse para evitar contagios, y la vacunación no es una medida urgente.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Es mejor esperar a cuando el paciente se encuentre bien, por no empeorar el proceso actual, y por asegurar que la respuesta inmunitaria a la vacuna se realice en mejores condiciones de salud.

 

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Este año debe vacunarse de gripe, pero no de neumococo conjugada 13-valente.

Tampoco debe recibir la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23), salvo si esté incluido en alguno de los grupos de riesgo de enfermedad neumocócica.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

La vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13) es una vacuna que, si se administra a partir de los 5 años de vida, solo necesitaría una dosis, es decir, una vez en la vida. Por lo tanto, en los adultos que ya la hayan recibido anteriormente, no debe repetirse esta vacunación.

Algunas personas que han recibido la vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13), puede que tengan que recibir también la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23).

Y al contrario también, algunas personas puede que hayan recibido previamente la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23), y haya pasado más de un año de esto, deben recibir la vacuna del neumococo conjugada 13-valente.

Entre ambas vacunas, en adultos, debe siempre haber un intervalo de al menos un año.

Se recomienda revisar la instrucción vigente del 12 de noviembre de 2021 (DGSPyOF-10/2021) para completar la información.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Para todo el personal que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios públicos o privados de Andalucía se indica:

  • 2ª dosis de recuerdo de vacuna de COVID-19 bivariante. En este caso la debemos administrar al menos 5 meses tras la infección.
  • vacuna de la gripe

 

Esta persona, ademas, debe recibir la vacuna neumocócica conjugada 13-valente (Prevenar 13 ) si no la ha recibido anteriormente, por ser tener asma.

 

Más información:

Fecha de elaboración de la respuesta: 3 octubre 2022

A esta persona le deberíamos vacunar de:

  • Vacuna de la gripe, con la vacuna Efluelda
  • 2ª dosis de recuerdo de COVID-19. En personas institucionalizadas en residencias de mayores se puede vacunar si ha pasado COVID-19 hace más de 3 meses.

 

No es necesario vacunar con la vacuna del neumococo conjugada 13v, ya que ya la tiene administrada. Al no tener patologías, tampoco hay que administrar la vacuna neumocócica polisacárida de 23 serotipos.

 

Más información:

Fecha de elaboración de la respuesta: 3 octubre 2022

No estaría bien protegido. Al tener una enfermedad de base con riesgo de ENI, a pesar de ser ya mayor de 5 años, debe recibir una dosis de vacuna contra neumococo 13.valente, y a los 2 meses una dosis de neumcococo polisacárida 23-valente.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Este paciente tiene ya una pauta completa (3+1) de vacuna antineumocócica conjugada 13-valente, por lo que no precisa ninguna dosis más. Sí que deberá recibir una dosis de vacuna polisacárida 23 valente.

 

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Estaría indicada una única dosis de la conjugada 13-valente, y si persiste la inmunodepresión se debería administrar una 2.ª y última dosis de la vacuna neumocócica no  conjugada 23-valente a los 5 años de la 1.ª dosis.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

En estos pacientes inmunodeprimidos, las recomendaciones actuales sobre vacunación antineumocócica por tratamiento inmunosupresor, incluye a los pacientes independientemente de la edad. Por tanto, aunque tenga más de 5 años, se recomienda la administración de una dosis de la vacuna conjugada 13-valente.

Debe continuarse con una dosis de la vacuna polisacarídica 23-valente a los 2 meses de la 13-valente, y otra dosis a 5 años.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

Este año debe vacunarse de la gripe y de la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23).

Se pueden administrar el mismo día, una en cada brazo.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Durante la campaña de gripe, debería vacunarse de la gripe.

Durante o fuera de la campaña de gripe, debe vacunarse del neumococo 13-valente (Prevenar 13).

Se pueden administrar el mismo día, una en cada brazo.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

No le correspondería vacunarse del neumococo conjugada 13-valente porque ya la ha recibido.

Pero habría que administrar una segunda dosis de la vacuna del neumococo polisacarídica, por pertenecer al grupo de alto riesgo de enfermedad neumocócica invasora, a los que se les debe administrar la vacuna conjugada (una vez) y la polisacarídica (dos veces, con un intervalo de al menos 5 años entre ellas).

Se le debe administrar la vacuna de la gripe durante la campaña.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Debe recibir la vacuna neumocócica conjugada 13-valente (Prevenar 13).

Debe vacunarse de gripe durante la campaña.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Debe recibir la vacuna del neumococo 13-valente (Prevenar 13), ya que ha pasado más de un año desde que se administró la vacuna polisacarídica (Pneumovax 23).

Se le debe administrar la vacuna de la gripe durante la campaña.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Esta próxima campaña 2022-2023, ya con 64 años, debe vacunarse de gripe, pero no de neumococo 13-valente (Prevenar 13) porque ya está vacunada.

Este año tampoco debe recibir la vacuna del neumococo polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23), pero si a partir de los 65 años de edad.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Se le debe administrar ya la vacuna del neumococo 13-valente (Prevenar 13), y recomendarle que cuando llegue la campaña de gripe, se vacune de la gripe.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Esta medida va encaminada a proteger de neumococo, fundamentalmente de que padezca una neumonía neumocócica, a las personas que han padecido una forma grave de COVID-19 (que haya precisado hospitalización), dado que a la vulnerabilidad con la que quedan durante un tiempo que a veces es prolongado, se une la posibilidad de haber quedado con secuelas pulmonares, como la fibrosis bilateral (hasta en un 40% según algunos estudios), y la asociación a mayor edad y otros factores predisponentes.

Esta recomendación queda recogida, explicada y argumentada en la instrucción DGSPyOF-10/2021.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Las enfermedades que predisponen a padecer una enfermedad neumocócica invasora son las siguientes:

  • Enfermedad cardiovascular crónica, excluida hipertensión arterial.
  • Diabetes mellitus.
  • Enfermedades crónicas susceptibles de recibir tratamiento inmunosupresor, incluidos aquellos con esteroides a dosis inmunosupresoras o con agentes biológicos: Enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades reumatológicas, asma grave, hemoglobinuria paroxística nocturna, síndrome hemolítico urémico, miastenia gravis, etc.
  • Otras enfermedades respiratorias crónicas, incluyendo asma que no precise tratamiento inmunosupresor.
  • Insuficiencia renal crónica en estadios 4 y 5 de la National Kidney Foundation y síndrome nefrótico.
  • Enfermedad neurológica crónica con dificultades en el manejo de secreciones, por riesgo de aspiración pulmonar.
  • Enfermedad hepática crónica.
  • Alcoholismo crónico y cirrosis hepática.
  • Enfermedad celiaca.
  • Fibrosis quística.
  • Infección por VIH.
  • Síndrome de Down.
  • Cualquier neoplasia maligna, hematológica u órgano sólido.
  • Receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH) (ver nota 2 abajo) o de órgano sólido (TOS).
  • Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas: humorales, excluyendo déficit selectivo de IgA, celulares o combinadas, deficiencias del complemento y trastornos de la fagocitosis.
  • Asplenia anatómica o funcional (disfunción esplénica), incluidas la drepanocitosis y otras hemoglobinopatías graves.
  • Tratamiento con eculizumab.
  • Fístula de líquido cefalorraquídeo.
  • Portadores de implantes cocleares o susceptibles de recibirlo.
  • Antecedente personal de haber padecido una enfermedad neumocócica invasora.
  • Tabaquismo (fumador de al menos un cigarrillo diario).
  • Personas mayores institucionalizadas en residencias.
  • Personas que han padecido COVID-19 de forma grave (que han precisado hospitalización).

Si una persona tiene alguna de estas patologías o factores predisponentes, y no está vacunado o no está seguro de estar vacunado del neumococo, debe revisarse el estado de vacunación y proceder como esté indicado.

Si no están vacunados previamente, deben recibir la vacuna del neumococo conjugada 13-valente (Prevenar 13).

Algunos pacientes puede que precisen también la vacuna polisacarídica 23-valente (Pneumovax 23).

Se recomienda revisar la instrucción vigente del 12 de noviembre de 2021 (DGSPyOF-10/2021): https://www.andavac.es/documentos/programa-de-vacunacion-frente-al-neumococo-en-andalucia-instruccion-dgspyof-10-2021/

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Se dispone de varias vacunas para prevenir neumonía:

  • Neumococo: hay dos clases de vacunas, las conjugadas y las de polisacáridos no conjugados.
  • Gripe: la vacuna de la gripe puede prevenir un número importante de neumonías. Puede prevenir la neumonía producida directamente por la gripe. Al prevenir la gripe, también puede prevenir de forma indirecta las infecciones que suelen complicar a la gripe, como neumococo, Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes, etc. Hay muchos tipos de vacunas de gripe, algunas para cualquier edad y otras para uso exclusivo en personas mayores de 65 años. Se recomienda ampliar información en la página de la campaña de gripe (https://www.andavac.es/campanas/gripe/).
  • Haemophilus influenzae tipo b: es una vacuna incluida en el calendario infantil a partir de los 2 meses de edad, ya que esta bacteria afecta sobre todo a menores de 5 años.
  • COVID-19: se están empleando vacunas de diferente tipo en personas de edad a partir de 5 años.

Hay otros virus y bacterias que producen neumonía: varicela, sarampión, tosferina (para los que hay vacunas), o como el virus respiratorio sincitial, para los que hay vacunas en investigación (ensayos clínicos) y que podrían llegar en próximos meses o años. Para otros virus (bocavirus, rinovirus, metaneumovirus…) y bacterias (estafilococos, estreptococos), no hay vacunas a la vista.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Las principales medidas para prevenir la neumonía serían:

  • Mantener una buena higiene de manos para evitar estar en contacto con los gérmenes.
  • Una buena alimentación (la dieta saludable ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a mantener las defensas altas).
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • No fumar.
  • Vacunarse frente a la gripe, neumococo y COVID-19 en los casos en los que esté indicado.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Se calcula que en Andalucía pueden llegar a morir en un año aproximadamente 2.500 personas por neumonía o llegar a ingresar en un hospital más de 10.000. En un número importante de esos casos, el neumococo es la causa infecciosa principal.

Además, las personas afectas de neumonía suelen presentar un tiempo variable de convalecencia con cansancio, problemas respiratorios, o descompensación de su enfermedad de base si la hubiera.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

La neumonía puede afectar a cualquier persona, aunque los que más se afectan son los menores de 5 años y los mayores de 65.

Además, los pacientes de enfermedades crónicas cardiacas, renales o pulmonares, diabetes o inmunodeficiencias, tienen también mayor riesgo de padecer neumonía, así como las personas que no han recibido la vacuna de la gripe o del neumococo.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

Ambas son neumonías que pueden ser graves, sobre todo en personas mayores o con enfermedades de base. Distinguirlas clínicamente no siempre es fácil, e incluso pueden presentarse a la vez.

De hecho, se ha observado que el neumococo está entre las infecciones que de forma más frecuente pueden complicar y agravar a la infección por COVID-19.

Fecha de elaboración de la respuesta: 12 noviembre 2021

La causa más común de la neumonía de origen bacteriano en personas adultas es el neumococo (Streptococcus pneumoniae). La transmisión es por vía respiratoria, humano a humano.

Es frecuente que la neumonía aparezca como complicación durante una gripe u otras infecciones virales, incluido el COVID-19.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 noviembre 2021

Estaría indicada una única dosis de la conjugada 13-valente, y si persiste la inmunodepresión se debería administrar una 2.ª y última dosis de la vacuna neumocócica no  conjugada 23-valente a los 5 años de la 1.ª dosis.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

En estos pacientes inmunodeprimidos, las recomendaciones actuales sobre vacunación antineumocócica por tratamiento inmunosupresor, incluye a los pacientes independientemente de la edad. Por tanto, aunque tenga más de 5 años, se recomienda la administración de una dosis de la vacuna conjugada 13-valente.

Debe continuarse con una dosis de la vacuna polisacarídica 23-valente a los 2 meses de la 13-valente, y otra dosis a 5 años.

Fecha de elaboración de la respuesta: 10 mayo 2022

No le correspondería vacunarse del neumococo conjugada 13-valente porque ya la ha recibido.

Pero habría que administrar una segunda dosis de la vacuna del neumococo polisacarídica, por pertenecer al grupo de alto riesgo de enfermedad neumocócica invasora, a los que se les debe administrar la vacuna conjugada (una vez) y la polisacarídica (dos veces, con un intervalo de al menos 5 años entre ellas).

Se le debe administrar la vacuna de la gripe durante la campaña.

Fecha de elaboración de la respuesta: 18 abril 2022

Como profesional de la salud, envíanos tu pregunta acerca de la vacunación frente a la neumonía

Si tienes alguna pregunta acerca de la vacunación frente a la neumonía para la que no encuentres respuesta en esta sección, envíanosla.
La valoraremos para incorporarla en nuestro catálogo de preguntas frecuentes.
*Recuerda: no se responderá a tu consulta a través de correo, sino que la tendremos en cuenta para ampliar las preguntas frecuentes incluidas en esta sección.